jueves, 18 abril 2019
09:09
, última actualización
Deportes

El Betis ya es el visitante más endeble de la Liga

Sólo ha sumado 1 de 15 puntos y empeora hasta al Almería. La temporada pasada, el equipo fue el quinto mejor fuera de casa.

el 29 oct 2013 / 00:30 h.

Cedrick intenta irse de Gabi en el Atlético-Betis / Alberto Martín (EFE) Cedrick intenta irse de Gabi / Alberto Martín (EFE) Este Betis que no encuentra su rumbo es una bendición caída del cielo para la mayoría de sus rivales, sobre todo fuera de casa. En lo que va de temporada, el conjunto verdiblanco ha jugado cinco partidos lejos del Benito Villamarín y su balance es pobrísimo: un punto de los quince posibles. En otras palabras, ha perdido cuatro veces y lo único que ha sumado fue producto de un empate frente al Espanyol en Cornellá-El Prat (0-0). Aparte de esa igualada, el Betis cayó ante el Real Madrid en el Bernabéu (2-1), con el Athletic en San Mamés (2-1), contra el Getafe en el Coliseum (3-1) y, por último, a manos del Atlético de Madrid en el Calderón (5-0). Tan minúscula marca convierte al Betis en el peor visitante de toda la Liga (o el mejor, si la perspectiva es la de los conjuntos anfitriones). Está empatado a un punto con el Almería, colista también en la clasificación general del campeonato y con una trayectoria igual de horrenda lejos del Estadio de los Juegos Mediterráneos. Los rojiblancos puntuaron en su primer desplazamiento, a Getafe (2-2), pero a partir de ahí han enlazado cuatro derrotas consecutivas: Atlético (4-2), Málaga (2-0), Sevilla (2-1) y Real Sociedad (3-0). Ahora bien, el goal average del Betis es peor, -9 frente al -8 de los almerienses. El rendimiento del Betis no tiene nada que ver con el de la pasada campaña. No sólo en el balance global, sino en el particular como visitante. Al final del curso 2012-13, la escuadra de Pepe Mel consiguió el quinto puesto en la clasificación parcial con los resultados fuera de casa. Ganó siete partidos, empató tres y perdió nueve, así que obtuvo 24 puntos. Yeso que encajó un promedio de dos goles por encuentro. Este año lo lleva peor, ya que la media ha aumentado a 2,4 (12 tantos en contra). A favor sólo suma 3.

  • 1