miércoles, 24 abril 2019
18:37
, última actualización
Deportes

El Cajasol no tiene piedad del colista Murcia (99-59)

El equipo de Joan Plaza arrasó al colista CB Murcia para sumar su séptima victoria de la temporada, que le sirve para regresar a la quinta plaza de la ACB y dar un nuevo paso para disputar la Copa del Rey. Tariq Kirksay fue la estrella y el MVP de la jornada en la liga.

el 13 dic 2009 / 13:24 h.

El Cajasol se ha sentido muy cómodo en la pista.

El Cajasol no tuvo rival enfrente en la fría mañana dominical del San Pablo, pero se empleó como si delante tuviese al mejor equipo de la ACB. Otro síntoma extraordinario para un equipo que se ha ganado el respeto, y va camino de la admiración, no sólo de sus aficionados, que disfrutaron como en los mejores tiempos, relamiéndose de gusto con la ambición de unos jugadores que, incluso ganando por 20, 30 o 40 puntos, mantuvieron la intensidad hasta el último segundo, en una demostración tanto de poderío como de respeto. Respeto por el juego, por su gente, por sí mismos e incluso, por el CB Murcia, porque la piedad (o relajación) en semejantes circunstancias no deja de ser falta de consideración por el oponente.

En la memoria están aún calientes muchos momentos realmente nefastos en la historia reciente del Caja pero ahora toca disfrutar. Ya era hora. La reconversión que ha logrado Joan Plaza es tan increíble como el nivel competitivo que muestra este plantel. Dicen en el entorno más cercano de los jugadores que son como una secta. Debe ser Plaza el líder al que siguen con abnegación fuera de la pista, pero dentro, el gurú es Tariq Kirksay, un jugador con superpoderes, un superhéroe. Más allá de la extraordinaria defensa de equipo -sólo 59 en contra, 8 en el tercer cuarto-, de la fluidez que facilitan los mecanismos ya asimilados para el ataque, Kirksay es el jugador total, capaz de hacer de todo y todo bien, no se pueden hacer más cosas sobre una cancha por y para la victoria de un equipo, una lección para el que quiera aprender de qué va esto. Defiende, recupera (4), rebotea (7), asiste (4), anota (16) y ¡no cometió una sola pérdida de balón! Excepcional. Además es simpático. Impagable...

El partido no se sostuvo en pie más allá del primer cuarto (30-19). El peor equipo en este tramo de la temporada lo demostraba a golpe de realidad salvo en un digno acierto en los triples, que no obstante, no maquillaba la ruina que tiene ahora mismo entre manos el recién incorporado Edu Torres. El Caja se gustaba, ahogaba con su defensa, corría, anotaba en cada balón que llegaba a los pívots, todo muy fácil. Algún atasco producto de la rotación de Plaza, al que le faltó dar minutos al utillero, la aprovechó el colista para retrasar lo inevitable (31-25), pero el rodillo volvió y con un parcial de 20-6, al descanso estaba todo dicho (54-35). En ese punto, Murcia valoraba 20 puntos. Sólo Kirksay llevaba 18 de los 68 del equipo. Al final, los de Torres se quedaron en 26, por los 128 del Cajasol. Esa fue la distancia real entre uno y otro. A veces las estadísticas no engañan. Por eso Kirksay acabó como MVP de la jornada (30) sin jugar el último cuarto.

  • 1