viernes, 22 febrero 2019
08:02
, última actualización
Cultura

El CAT se ‘fusionarᒠcon otras compañías autonómicas

el 03 jul 2010 / 20:30 h.

No sólo las cajas de ahorros están inmersas en un proceso de fusiones a fin de aprovechar sus recursos y hacer frente a la crisis económica. Las compañías de teatro público también se van a ver afectadas por la escasez de fondos en los departamentos de Cultura de las administraciones. Así, a partir de 2011, los centros dramáticos autonómicos se verán obligados a emprender una senda -en la que en los últimos años se han dado tímidos pasos- de colaboración y unión de recursos para salvar la creación propia mediante coproducciones.

 

En este proyecto, puesto en marcha por el Ministerio de Cultura, desempeña un papel "importante" el Centro Andaluz de Teatro (CAT), cuyo director, Francisco Ortuño, avanzó a este periódico que la Junta está "liderando" junto al Gobierno central esta iniciativa, que se denomina "banco de ideas y proyectos interautonómico", que aspira a crear, con la vista puesta en 2011 y 2012, "un programa fuerte y potente de montajes dentro de la lógica impuesta por la situación en la que nos encontramos".

"Este banco de ideas es un foro donde están todos los centros dramáticos autonómicos y los festivales de teatro más importantes del país, que ya se ha reunido un par de veces para ver cómo podemos aunar esfuerzos, pero no sólo económicos. Queremos que haya sinergias y relaciones de todo tipo entre las comunidades, y así diseñar un plan estratégico para los dos próximos años", detalló Ortuño.


El objetivo de este nuevo sistema sería ahorrar mediante las coproducciones y rentabilizar los montajes, con la puesta en marcha de un "programa de movilidad" por toda España para las distintas obras.

En este sentido, el director del CAT puso como ejemplo El avaro de Molière, su última coproducción junto al Centro Dramático Nacional, Galiardo Producciones, el Teatro Calderón y la Comunidad de Madrid, "que ha sido un éxito y, tras dos meses y medio en la capital, ha tenido la gran oportunidad de hacer una gira por las ocho provincias andaluzas, algo que no ocurriría si no nos hubiéramos unido". "No se trata sólo de una cuestión meramente económica.

Andalucía se abrirá a la creación de otras comunidades y nosotros también tendremos presencia fuera", argumentó.  Además, Ortuño añadió que la intención del CAT, el Ministerio y el resto de centros dramáticos es ampliar esta nueva estrategia al sector privado, para que también colabore y se beneficie de este "banco".

De esta forma, en 2011 el CAT confía en ofrecer los estrenos anuales habituales: "Espero que los tengamos, pero no sé si estarán en las fechas que habitualmente se presentan -el primer trimestre del año-, porque estamos empezando a trabajar ahora. A lo mejor hay algún retraso. Intentaremos articularlo en el calendario, pero tenemos que coordinarnos con otros centros", se justificó.

De momento, aunque no quiso anunciar qué obras estrenará el próximo año el CAT, Ortuño sí adelantó la temática de una de ellas: "Vamos a intentar hacer un proyecto armado sobre el Bicentenario de las Cortes de Cádiz, aparte de otras cosas".
Mientras, la compañía pública andaluza sigue "cumpliendo escrupulosamente el programa previsto para 2010, con la gira de sus producciones -como El avaro o El Testigo, con El Brujo- y la celebración de los foros internacionales de teatro en Huelva y Almería.

Preguntado sobre si ha abordado su continuidad en la dirección del CAT con el nuevo consejero de Cultura, Paulino Plata, Francisco Ortuño explicó que él cuenta con un "contrato vigente", por lo que "hasta que alguien diga lo contrario, mi obligación es trabajar día a día en el Centro Andaluz de Teatro". Desde que Plata llegó a Cultura se ha especulado sobre cambios en las compañías públicas de la Junta.


  • 1