lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

"El compromiso con la I+D se mantendrá pese a la crisis"

La Hispalense puede ya decir que es un campus excelente. El vicerrector de Investigación afirma que este sello reconoce la labor hecha estos años.

el 02 oct 2009 / 20:08 h.

TAGS:

Manuel García León, en un acto.
-¿Qué significará para la Universidad de Sevilla el sello de campus de excelencia?

-En primer lugar, un espaldarazo al trabajo del personal de la Universidad de Sevilla. En segundo término, la confirmación de cara a la ciudad de que la institución es excelente, sabe hacer las cosas. Los proyectos que acomete (científicos, urbanísticos, etc.) son solventes. Y desde el punto de vista político, las instituciones tendrán constancia de que lo que invierten en la Universidad de Sevilla está más que justificado.

-El dinero que han pedido en la convocatoria de campus de excelencia no cubre los más de 300 millones en los que está valorado el Plan Estratégico que presentaron. ¿Todos los proyectos están garantizados?

-El Plan Estratégico expresa que todos los planes están comprometidos. Los 312 millones de euros en los que está presupuestado se obtendrán de la captación de fondos de las administraciones (nacionales, autonómicas y europeas) y una parte, del campus de excelencia. Concretamente, 49 millones de euros, de los cuales algo más de 30 se van a la construcción del Centro de Transferencia Tecnológica que irá en la antigua Plaza Sony, en la Cartuja.-Ahora, la Universidad de Sevilla tiene que pasar un segundo corte. ¿En qué incidirán a la hora de defender su candidatura a campus de excelencia?

-Tenemos que estudiar en profundidad la evaluación que nos ha remitido el Ministerio de Educación sobre nuestro proyecto de campus de excelencia. Sí le puedo adelantar que nos han pedido un mayor esfuerzo en algunas de las líneas de investigación y transferencia tecnológica que tenemos.

-¿Qué grado de éxito creen que tendrán en esa segunda fase?

-A título personal, estoy convencido de que las 15 universidades seleccionadas por el Gobierno saldrán en la segunda y última fase. Otra cosa no tendría sentido. Pero, hasta llegar a ese día, tenemos que seguir trabajando como hasta ahora, con seriedad y mucho rigor.

-La resolución del campus de excelencia ha coincidido con la noticia de un 15% menos de dinero para la I+D en el presupuesto para 2010. ¿Mantendrá la Hispalense su compromiso de estabilidad y captación de los mejores investigadores?

-Sin duda. Es nuestro compromiso, una voluntad política de este Rectorado que, además, está recogida en el Plan Estratégico que hemos presentado a campus de excelencia. Pese a las incertidumbres, la Hispalense dignificará la carrera académica e investigadora.

-¿La consecución de campus de excelencia implica algún tipo de evaluación para ver el grado de cumplimiento del mismo?

-Tiene sus controles de calidad y sus verificaciones que habrá que ver quién los hace. Lo que parece que está ya decidido -esperemos que la crisis lo respete- es repetir en los próximos años la convocatoria de campus de excelencia.

-En los últimos años se ha detectado un cierto desapego de la comunidad universitaria hacia su institución. ¿El campus de excelencia puede devolverle el orgullo perdido?

-Este marchamo de calidad es un reconocimiento externo a la labor que se hace, un espaldarazo y un chorro de energía para hacerle ver a la comunidad universitaria que su Universidad, la Universidad de Sevilla, hace las cosas bien.

  • 1