miércoles, 19 diciembre 2018
05:41
, última actualización
Local

El Consistorio tramita tres años después las primeras multas a los gorrillas

El gobierno local impulsa 341 sanciones, que suman 40.920 euros, pero admite que más de 1.000 denuncias impuestas hasta abril han prescrito.

el 26 oct 2011 / 19:32 h.

TAGS:

Un conductor da una propina a un gorrilla en una calle de Sevilla.

Tres años y medio después de la aprobación de la ordenanza de convivencia que habilita al Ayuntamiento para sancionar con hasta 120 euros a los gorrillas, el Consistorio tramitó el martes las primeras multas a los infractores. Son 341 expedientes, que suman un total de 40.920 euros, y que se corresponden con denuncias registradas entre el pasado mes de abril y el mes de octubre. El resto, las más de mil denuncias interpuestas por la Policía Local entre verano de 2008 y 2011 han prescrito y, por tanto, quedan anuladas, según confirmaron fuentes municipales.

Todos estos expedientes, en cualquier caso, pueden ser sustituidos por los afectados por trabajos sociales o por cursos de ayuda a la drogodependencia o asistencia social.

La ordenanza de convivencia se aprobó definitivamente en el verano de 2008. Desde entonces, la Policía tenía una herramienta para sancionar a los gorrillas, cuya actividad era considerada "una forma coactiva de mendicidad". Al detectar una actividad de este tipo, los agentes debían dar en primer lugar un aviso y, si el individuo persistía o volvía a ser hallado realizando la misma práctica, sería sancionado con 120 euros, que podrían ser sustituidos en caso de falta de fondos -excepción que afectaría a casi todos- y se le podría incautar el dinero recaudado -medida que, según el gobierno local ya se ha adoptado-. Durante 2009 se registraron 978 multas a gorrillas, cifra que cayó prácticamente a la mitad un año después, con 429 en 2010 -un descenso que el gobierno del PP atribuye a la desmotivación de los agentes al saber que sus denuncias no tendrían consecuencias-. En el primer semestre de 2011 la cifra bajó hasta 131 y remontó a raíz de la campaña realizada por el gobierno de Juan Ignacio Zoido que deja balances como las 288 denuncias de los dos últimos meses.

Pero la mayor parte de estos expedientes, según la información difundida ayer por el gobierno local, cayeron en saco roto. Todas las sanciones impuestas a gorrillas desde que se puso en marcha la ordenanza hasta el pasado mes de abril han prescrito. No ha habido multas ni condenas a trabajos sociales. Simplemente, los expedientes se han quedado bloqueados. Según el gobierno del PP, esta situación responde a la falta de un programa informático para tramitar estos procedimientos sancionadores que no se ha puesto en marcha hasta ahora.

Así, después de que más de 1.000 denuncias a gorrillas hayan quedado prescritas por la falta de tramitación, el Consistorio realizó ayer las primeras 341 resoluciones de expedientes sancionadores a gorrillas correspondientes con otras tantas denuncias realizadas desde el pasado mes de abril. Estas multas deben ahora ser notificadas y bien ser abonadas con 120 euros por personas, bien ser sustituidas por trabajos sociales o cursos de inserción.

"Este hecho es un avance en la apuesta decidida del alcalde para erradicar la actividad de los gorrillas de la ciudad", apuntó el gobierno municipal a través de un comunicado en el que indicaba que la Agencia Tributaria municipal ya tenía los mecanismos necesarios para llevar hasta el último término los procesos sancionadores a gorrillas.

Lo que no aclaró el gobierno local es si los problemas en la tramitación de las sanciones han afectado durante estos años y durante los primeros meses de 2011 sólo a los gorrillas o a todas las conductas recogidas en la ordenanza de convivencia. En esta normativa se endurecían las consecuencias de todo tipo de conductas vandálicas, como los grafiti o los destrozos del mobiliarios urbano, que debían además ser compensados.

  • 1