domingo, 18 noviembre 2018
13:55
, última actualización
Local

El Cuco se queda sin coartada a la misma hora que Samuel

El joven se fue de un botellón a las doce porque “había quedado con unos amigos en la Macarena”

el 08 nov 2011 / 21:10 h.

TAGS:

Susana García, la madre de una de las amigas de Marta del Castillo y que participó en su búsqueda

Aunque el crimen de Marta del Castillo es un rompecabezas sin solución, algunas de sus piezas van encajando tras haberse alcanzado ya el ecuador del juicio contra los cuatro adultos. Ayer, en la décima jornada, quedó claro que Samuel Benítez y el Cuco no tienen coartada en la misma franja horaria, ésa en la que Miguel Carcaño sitúa la hora en la que perdió la vida la joven.


Si el lunes quedó claro que nadie estuvo con Samuel entre las 21.15 horas y las 22.30 horas del 24 de enero de 2009, ayer los amigos del Javier García Marín, conocido como el Cuco, le dejaban sin coartada entre las 20.15 y las 22.00 horas. Es más, dijeron que a las 0.15 horas se marchó "porque había quedado con unos amigos en la Macarena". Según el relato de tres compañeros de clase del joven, el Cuco llegó sobre las 19.45 horas a la zona del polideportivo San Pablo a una botellona en la que estaban "unos cuantos chavales". Allí se bebieron "una copa cada uno porque se nos rompió la botella", hasta que "una media hora después me fui porque a las nueve tenía que estar en mi casa", explicó uno de ellos. El Cuco también se fue, pero no le dijo adónde iba, marchándose en bici con una amiga en dirección "como hacia Santa Justa". Según contó Miguel, él y Marta habían quedado con el Cuco en León XIII a las 20.30 horas, lo que cuadraría con que 15 minutos antes se fuera de la botellona.


El Cuco no fue visto hasta las 22 horas, pese a que él siempre ha dicho que se fue de una botellona hacia otra, hora en la que se encontró a otro grupo de su clase en el parque Gran Vía, situado entre San Pablo y Santa Clara. "Venía solo y nos dijo que venía de haber estado con otro amigo", explicó el testigo. Dos de estos amigos explicaron que llegó "borracho" y que él les dijo que "se había bebido una botella de ron Negrita caliente entre él y otro amigo". Los dos chicos coincidieron en que se fue "haciendo eses con la bicicleta" sobre las 0.15 horas tras decirles que se iba "porque había quedado con unos amigos en la Macarena". El joven volvió a coger su bici y se fue de nuevo en dirección "hacia San Pablo", justo la opuesta a su casa. Esto cuadraría con que volviera a León XIII a deshacerse del cuerpo y con que una llamada se registrara en el repetidor de Luis Montoto. El Cuco, en cambio, contó que a las 23.00 horas se marchó a su casa, en Santa Aurelia, "a dormir la mona". Uno de los menores también relató que días después el Cuco le dijo que la Policía le había parado se fue de la botellona y que "me iban a llamar para testificar que estaba con él, pero no me dijo que fuera por la desaparición de Marta".


Ayer también declaró Susana García, la madre una amiga de Marta, quien insistió que cuando estuvo en el piso de Miguel sobre las 5 horas del 25 de enero para preguntar por Marta "había un fuerte olor a lejía". Además, destacó que en sólo una hora Javier Delgado, el hermano de Miguel, pasó de "negarme que conociera a Marta a reconocer que ese día estuvo en el piso". La sesión se cerró con la declaración de un amigo de María García que acudió a estudiar al piso a León XIII el 25 de enero, asegurando que "todas las ventanas estaban abiertas, pese a que hacía frío", y que ésta no las cerró hasta que no se lo pidió por segunda vez. El joven dijo que cuando llegó estaban allí dos policías preguntando por Miguel y que después llegó el Cuco "a buscar unos CD".

  • 1