jueves, 21 marzo 2019
08:56
, última actualización
Local

El Gobierno español niega que pagase para liberar al ‘Alakrana’

Los marineros agradecen el rescate al reencontrarse con sus familiares.

el 20 nov 2009 / 20:39 h.

TAGS:

Los tripulantes saludan a sus familias y a los marineros que les dan el relevo.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ratificó ayer que España no ha pagado rescate alguno por la liberación del pesquero Alakrana y aseguró que acepta las críticas "razonadas y razonables" por la gestión del secuestro y en las que no ha incluido las del PP.

De la Vega se refirió a la liberación del atunero en la conferencia de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros y en la que recordó que comparecerá el próximo miércoles en el Congreso para, "con luz y taquígrafos", informar de todas las circunstancias en torno al secuestro.

La vicepresidenta felicitó a los tripulantes del barco por haberse podido reunir ayer, "sanos y salvos", con sus familiares en una imagen que ha dicho que todos los españoles deseaban. Tras insistir en que lo importante es que se pudiera cumplir el objetivo de que quienes han sufrido el secuestro fueran liberados, consideró que no es el momento de hacer muchas especulaciones, pero recalcó que España no ha pagado ningún rescate "y todo ha funcionado de forma razonable". En esa línea, subrayó que ella, como encargada de coordinar todas las tareas de rescate, asume la responsabilidad en torno a la liberación y acepta las críticas "razonadas y razonables porque de ellas -dijo- siempre se puede aprender". Pero no admitió las del Partido Popular, por buscar réditos electorales.

Así, la portavoz del grupo popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, advirtió de que su partido exigirá explicaciones y que se asuman responsabilidades por la gestión.

Mientra tanto, y ajenos a esta polémica, los tripulantes del Alakrana desembarcaron ayer en Puerto Victoria, en las islas Seychelles, y se fundieron en abrazos con los familiares que les esperaban, los de los ocho pescadores gallegos y de marineros de otras nacionalidades. En sus primeras declaraciones el patrón del pesquero, Ricardo Blach, agradeció el rescate y confesó que los piratas han maltratado a la tripulación "y a mí al que más", agregó que llegó a temer por su vida. Ésta ha sido "la peor experiencia de mi vida", recalcó. No obstante, "sigue valiendo la pena" faenar en el Índico y confió en que a partir de ahora los atuneros vayan allí con más seguridad. Tras definir como un "sueño" el momento de volver a tierra sano y salvo tras el secuestro, Blach anunció que se jubila.

Tras estos duros momentos, los marineros del Alakrana y sus familiares llegarán hoy a Madrid en un avión de Defensa.

Declaración. Por su parte, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz se desplazará el martes a Gernika y el miércoles a Vigo para tomar declaración a los 16 marineros. Deberán relatar al magistrado las circunstancias del secuestro e identificar a los dos presuntos piratas detenidos en España.

  • 1