sábado, 20 abril 2019
12:08
, última actualización
Local

«El IVA abrirá una guerra de precios en el coche, pero sólo será publicitaria»

Es director general del grupo de empresas del automóvil que tiene como cabecera a AVISA -concesionario de Audi y Volkswagen-, que cumple este año sus bodas de plata, justo en pleno epicentro de una crisis que ha sacudido fuerte al sector del motor

el 03 abr 2010 / 19:06 h.

TAGS:

Alfonso Reales, en el concesionario AVISA de Audi y Volkswagen del que es director gerente.

-Felicidades por partida doble, por llegar al cuarto de siglo y por hacerlo en un contexto tan complicado para el automóvil. ¿Es un cumpleaños feliz?
-Es feliz porque si miras atrás, tiene mérito llegar a los 25 años, fruto de mucho trabajo y esfuerzo. El momento es muy complicado, pero no es el primero, ya lo tuvimos en 1993. En dos-tres años las ventas cayeron un 50% y se tardó cinco años en recuperar el nivel previo, pero se salió y si superas las crisis, sales reforzado.

-¿Ésta es peor que la del 93?
-En ésta no sabemos si hemos tocado fondo. Con el Plan 2000E, vivimos momentos extraños, pero intuimos que el segundo semestre de 2010 puede ser bastante malo al coincidir la finalización del Plan 2000E y la subida de dos puntos de IVA.

-El comercio ya ha dicho que no repercutirá el IVA. ¿Es impensable eso en el automóvil?
-Los coches no tienen ya dos puntos de margen. Los dos puntos de IVA los damos a los clientes desde hace muchos años. Y más de dos puntos. Creo que dos puntos adicionales no los soportaría el sector. Quedará sólo en eslóganes publicitarios, es decir, lo que ya se hace se maquilla como que se regala el IVA. Seguramente se entrará en una guerra de precios, pero no será una cuestión efectiva sino publicitaria.

-¿La crisis ha cambiado la manera de comprar un coche?
-Hay una tendencia a comprar coches más económicos porque los de segmento alto, que contaminan más, están penalizados fiscalmente con un impuesto de matriculación más alto y las ayudas del Plan 2000E van dirigidas a los de menor consumo. En 2009 tuvimos una caída de aproximadamente el 40% en Premium, gama por encima de los 30.000 euros.

-¿Cómo se saldó 2009?
-Los resultados han sido mejores que los de 2008. Entre coches nuevos y usados vendimos 4.336 unidades, un 12% menos que en 2008. Tuvimos una caída de facturación importante, pero también se atacó a todas las partidas de gasto para reducirlo: desde negociar alquileres a cambiar de compañía eléctrica. Estamos en una situación mala de resultados pero mejoramos los de 2008 volviendo a los números negros. Además, reducimos stock en vehículos de ocasión. Afortunadamente aún tenemos financiación de la banca. Todo a base de un sacrificio alto: no remuneración del capital, no remuneración del consejo de administración, reducción del sueldo de directivos y también alguna de personal.

-¿Qué espera de 2010 a falta de saber si continúan o no las ayudas del Plan 2000E?
-Esperamos una cifra de ventas de vehículos parecida a la de 2009. El mercado está creciendo en estos primeros meses, pero comparado con una situación muy mala de 2009 e influido por el Plan 2000E. En posventa sí se nota una menor actividad en los talleres, que son la base fundamental de los concesionarios. La gente coge menos el coche, hace menos kilómetros, se nota en que se consume menos gasolina y van buscando talleres alternativos.

-Zapatero ha dicho que estudia prorrogar el Plan 2000E ¿Cree que ese dinero sostiene el mercado de manera ficticia?
-Las ayudas tienen un impacto en las decisiones de compra de los consumidores. Entendemos que se están adelantando compras y que el mercado está creciendo artificialmente. No nos parece positivo subvencionar el mercado, no es la situación óptima. Quizás sí una reducción fiscal en el Impuesto de Matriculación. El Plan tiene mucho trabajo burocrático y adelantos de fondos de los concesionarios, que nos causan problemas de tesorería. Me gustaría más si la aportación estatal fuera la mitad y durase el doble de tiempo.

-¿Se ha solucionado el pago de ese adelanto del dinero?
-Pues no porque la posibilidad de grabar las ayudas para solicitar las subvenciones se produjo la semana pasada y tuvo problemas de colapso. Luego se comunicó que los fondos de la Junta están prácticamente agotados, al 70%, con lo que se ha producido un prorrateo, que crea el problema de que ni podamos cobrar las subvenciones dadas a los clientes.

-¿Los precios se han ajustado mucho para competir?
-Sí, pero llevan ajustándose mucho tiempo. Hoy un coche vale bastante más barato que hace diez años si comparamos precio y equipamiento. Estamos llegando a un punto difícil porque en la fábrica cada vez es más complicado el ajuste y los concesionarios tenemos mucha facturación, mucha fachada, pero los resultados son bastante exiguos. Tenemos sobre todo un beneficio social porque trabaja mucha gente. En el grupo somos 230.

-¿Es posible diversificar en un sector tan maduro?
-Compramos una parcela en Camas en el polígono Parque Plata por 4,8 millones y pretendíamos montar una concesión con varias marcas. No hemos abandonado el proyecto pero lo tenemos parado esperando por las circunstancias del mercado.

-¿Cómo ha evolucionado en estos 25 años el mercado del automóvil en Sevilla?
-Muy positivamente, en línea con lo ocurrido a nivel nacional. El crecimiento ha sido muy importante, se han acortado los plazos de renovación y hay cada vez más vehículos por familia.

-¿De qué manera se inicia la relación con Audi?
-En 1985 Seat buscaba concesionarios y a profesionales en Sevilla. Mi padre, Manuel Reales, fue el socio fundador.

  • 1