viernes, 26 abril 2019
17:44
, última actualización
Local

El paciente prefiere médicos capaces a un buen trato

La profesionalidad y la capacitación del personal sanitario es el aspecto más valorado por los usuarios del sistema sanitario público andaluz, frente al trato y la atención recibida.

el 15 sep 2009 / 17:35 h.

TAGS:

La profesionalidad y la capacitación del personal sanitario es el aspecto más valorado por los usuarios del sistema sanitario público andaluz, frente al trato y la atención recibida, asuntos sobre los que un mayor número de pacientes cree que se debe de mejorar prioritariamente. Éstas son algunas de las conclusiones del barómetro de la sanidad andaluza, elaborado mediante 2.400 entrevistas y que fue presentado ayer por la consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero.

La profesionalidad y capacitación de los profesionales es valorado como el mejor elemento de la sanidad pública andaluza por el 28% de los encuestados, seguido de la buena atención en los servicios, con un 21%, la universalidad de la prestación sanitaria, por un 15%, y la tecnología y medios disponibles, con un 13%.

Además, uno de cada tres andaluces considera que la situación de las listas de espera quirúrgica ha mejorado desde 2003 (mientras que a nivel nacional lo considera uno de cada cuatro) y un 11% afirma que se trata de un área a mejorar en hospitales (más de cinco puntos por debajo de la última encuesta). La consejera subrayó que este estudio demoscópico consolida la buena opinión que los andaluces tienen de la sanidad pública, ya que un 69% de los preguntados opina que funciona bien o muy bien, cuatro puntos más que en 2003.

Montero opinó que de los resultados de este estudio se deduce que la investigación, los derechos "de tercera generación", como la muerte digna, la privacidad o la confortabilidad, y la reducción de las listas de espera son los asuntos en los que debe de seguir trabajando más su departamento.

La consejera destacó el contundente respaldo de los encuestados a estrategias singulares de la sanidad pública andaluza, como la prestación del Diagnóstico Genético Preimplantatorio (DGP), la investigación células madre embrionarias o el derecho a una muerte digna, aunque en algunos de estos asuntos los porcentajes de respuestas favorables superan al del conocimiento de estas prestaciones.

Un 66% de los andaluces utilizaría el DGP en caso de padecer una enfermedad genético-hereditaria; otro 75% querría conocer si va a padecer una enfermedad grave. Un 76,8% apoya la investigación con células madre embrionarias y otro 78,9% sostiene que no quiere que se le prolongue la vida en una situación médica irreversible si no disfruta de una mínima calidad de vida. Respecto a la valoración general de la sanidad pública, el 48% cree que está hoy mejor o mucho mejor que en 2003 frente a un 12% que ve que ha empeorado.

  • 1