viernes, 22 marzo 2019
15:41
, última actualización
Local

El parón en el traslado del Real deja en el aire la Ciudad de la Justicia

El Charco de la Pava, emplazamiento presdestinado a acoger la mudanza de la Feria de Abril, sólo permitiría la incorporación de unas 100 nuevas casetas gracias a los 255 módulos que ganaría el recinto ferial. Un número insuficiente a todas luces para satisfacer las más de 1.200 solicitudes que esperan un sitio en el Real.

el 15 sep 2009 / 20:31 h.

TAGS:

El Charco de la Pava, emplazamiento presdestinado a acoger la mudanza de la Feria de Abril, sólo permitiría la incorporación de unas 100 nuevas casetas gracias a los 255 módulos que ganaría el recinto ferial. Un número insuficiente a todas luces para satisfacer las más de 1.200 solicitudes que esperan un sitio en el Real.

Después de anunciarse a bombo y platillo como una solución para "democratizar" la Feria, el tan cacareado traslado del Real desde Los Remedios hasta el Charco de la Pava parece haber entrado en vía muerta o, al menos, en una fase de replanteamiento, a tenor de las últimas declaraciones de los responsables municipales.

Si hace unos días era el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, el que condicionaba el traslado a que se aseguraran "muchas más casetas", ayer fue la delegada de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto-Castro, la que sembraba dudas acerca de las bondades del posible traslado si únicamente lograban ganarse 255 módulos en su nuevo emplazamiento.

Según expuso la delegada, en el Real de la Feria se instalan actualmente 1.047 casetas, mientras que son más de 1.200 las solicitudes que esperan la concesión de un espacio. El problema radica ahora en compaginar la forma de satisfacer a un mayor número de solicitantes sin que "la Feria de Sevilla pierda su esencia". De ahí que Prieto-Castro apueste por huir del cliché de una Feria masificada, ya que "como la pongamos como una verbena con 5.000 casetas dejaría de ser la Feria de Sevilla", apostilló.

Aún así, la delegada se negó a reconocer que el Charco de la Pava se haya quedado pequeño para acoger la ampliación de la Feria. Pero invitó, ahora, a la opinión pública a someter a reflexión estos criterios "y madurarlos todavía más con la opinión de las diferentes organizaciones sevillanas y los distintos agentes económicos y sociales".

ciudad de la justicia. Este nuevo parón en los planes municipales de mudanza de la Feria de Abril tendría unas indudables repercusiones en uno de los proyectos más prioritarios de la urbe: la construcción sobre terrenos de Los Gordales de la Ciudad de la Justicia, empresa para la que resulta imprescindible la expropiación de la Feria de Abril de su actual emplazamiento en Los Remedios.

El Ayuntamiento ha pasado de fijar la mudanza de la Feria a lo largo de este mandato a dejarla en el aire sin siquiera marcar un horizonte temporal para no pillarse más los dedos. Ahora, la excusa para demorar el traslado no es otra que abrir un debate contraponiendo la necesidad de atender a más solicitudes de casetas, pero sin dañar la "esencia" de la Feria de Abril.

La operación urbanística más importante de Sevilla en la próxima década sigue, mientras tanto, en el aire, afectando de lleno a la puesta en marcha de proyectos como el de la Ciudad de la Justicia, la ampliación del Parque de los Príncipes o la construcción de viviendas y áreas universitarias previstas sobre terrenos de Los Gordales.

  • 1