miércoles, 24 abril 2019
18:37
, última actualización
Local

El PP ‘vuelve’ a la política

De Cospedal apuesta en la convención por olvidar las «turbulencias» internas

el 13 nov 2009 / 20:41 h.

TAGS:

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ayer con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Todo apunta a que el PP ha tomado la decisión firme de abandonar las disputas internas y la bronca política para, después de varios meses, volver a hacer política.
El caso Gürtel, la guerra por el control de Caja Madrid entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón y el pulso entre Mariano Rajoy y Francisco Camps a cuenta de Ricardo Costa han tenido a los populares demasiado tiempo en el candelero y no precisamente por sus actos y gestiones puramente políticas.


Durante la convención nacional del PP celebrada en Barcelona y presidida por Mariano Rajoy, la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, proclamó ayer la unidad del partido tras un periodo de "ciertas turbulencias" y, sin citar expresamente a José María Aznar, aludió a unas recientes declaraciones suyas al asegurar que el PP es un gran partido, con un proyecto y un líder.


En su intervención, De Cospedal recalcó que el periodo de desavenencias en el PP ha pasado, que "todo lo que se tenía que superar se ha superado hace mucho tiempo" y que la totalidad de los dirigentes del partido tiene el interés común de consolidar una alternativa fiable, valiente y responsable.

De Cospedal también explicó que el PP tiene como afán dar respuesta a la esperanza e ilusión de los españoles y, por ello, está abierto a todo el mundo y es capaz de generar confianza por su trayectoria de "lealtad permanente" con la sociedad española y por su fidelidad a unos principios. "Esa lealtad y honestidad están representadas por Mariano Rajoy, un líder capaz, cualificado, honrado, sensato, que no engaña a nadie y que no miente nunca", aseveró.


También añadió que el partido comparte el "hartazgo" de muchas personas con algunas de las cosas que pasan en la vida política y con "tanta palabra hueca y despropósito" y de ahí que haya considerado que el PP tiene la responsabilidad de "devolver la dignidad a la vida política del país".


"Tenemos que demostrar a los ciudadanos que nosotros somos el partido que sabe dar ejemplo cuando ocurre cierto tipo de cosas", explicó.


La secretaria general de los populares reivindicó los orígenes y la trayectoria del PP, al que definió como un partido "abierto" que integró a personas que procedían de diversas formaciones pero que compartían un interés común y tenían "fidelidad" a unos principios. A su entender, esa "fidelidad", la "lealtad" y la "honestidad" son principios que "están representados en la persona de Mariano Rajoy". Dicho esto, se mostró convencida de que Rajoy será el próximo presidente del Gobierno porque "se necesita un proyecto nacional como el del PP" ante la crisis que vive España porque los populares, prosiguió, no se desentienden de los "problemas" sino que "asumen los retos y las dificultades".


liderazgo de rajoy. Por su parte, el presidente del PP, Mariano Rajoy, afirmó ayer que la Convención Nacional servirá "para hablar del futuro de España". Asimismo, lanzó un mensaje desde la red social Facebook, pidiendo ayuda a todos los que le importe España. "Tanto los que seáis del PP, como los que no, a todos aquellos a los que les importe España, todos los que tengáis una idea, os pido que nos ayudéis", afirmó.
Por el contrario, el líder del PP evitó responder a los periodistas cuando le plantearon si cree que el presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, está nervioso, en relación a sus palabras críticas a la oposición socialista valenciana. Rajoy se limitó a repetir que la convención abordará el futuro de España.
Durante este encuentro político, que terminará mañana domingo, el presidente del Partido Popular también intentará salir reforzado de cara a las elecciones generales de 2012, al igual que ocurrió en el Congreso de Valencia de junio de 2008, después de las importantes disputas internas vividas en la sede de Génova durante el presente curso político y que han llegado a provocar que destacados miembros del Partido Popular pusieran en duda el liderazgo y la capacidad de Mariano Rajoy para llevar las riendas del principal partido de la oposición española.

  • 1