martes, 19 marzo 2019
10:40
, última actualización
Cultura

El precio de la 'paz' cultural

El Ayuntamiento esquiva por primera vez en este mandato las críticas de las salas de teatro al duplicar sus subvenciones, que pasan de 50.000 a 100.000 euros.

el 19 ago 2014 / 12:00 h.

TAGS:

Sevilla 19/03/2014 Sala FliFoto: Pepo HerreraEl pasado verano, el Ayuntamiento de Sevilla encendía el panorama cultural de la ciudad, al publicar con meses de retraso la resolución de la convocatoria de subvenciones para los teatros y salas de gestión privada de 2012, unos escasos 50.000 euros, que tras el reparto entre todos los implicados, dejaba a los empresarios del sector decepcionados y en una difícil situación. Llovía además sobre mojado, pues el Gobierno municipal delPP, nada más llegar a la Alcaldía, había decidido suprimir las ayudas previstas para aquel año 2011, que en teoría iban a contar con una dotación de 300.000 euros. La recién estrenada concejal de Cultura, Mar Sánchez Estrella, justificaba su decisión argumentando la penosa situación financiera en que se había encontrado las arcas del Instituto de la Cultura y las Artes (ICAS), que arrastra un remanente negativo de tesorería de 1,7 millones. La medida, además de poner en serios problemas a los teatros privados, supuso un levantamiento en armas de los programadores de la ciudad contra el nuevo alcalde, Juan Ignacio Zoido, con una campaña de denuncia pública. Locales de música y artes escénicas como la Fundición , Sala Cero o La Imperdible repartían panfletos criticando la falta de respaldo municipal. Un clima que sólo se apaciguó con promesas de recuperar esta convocatoria en 2012 –se presupuestaron 50.000 euros–, con idea de ir subiendo esa cifra a medida que mejorara la situación financiera delICAS. El recorte fue importante.Salas que se habían acostumbrado a percibir entre 35.000 y 50.000 euros anuales, se encontraban de pronto sin este apoyo o, en años sucesivos, con 3.000 o 5.000 euros. Ayer el Ayuntamiento daba por terminada esa etapa de penurias en materia cultural, anunciando una convocatoria de ayudas para 2014 que duplicará el presupuesto destinado el pasado año a las salas de artes escénicas y música. De 50.000 se pasan a 100.000 euros. Según destacaba ayer elConsistorio en una nota de prensa, los empresarios culturales «van a disfrutar de una mayor cantidad económica para que puedan realizar sus producciones». «Duplicamos la cantidad y así cumplimos con nuestro compromiso», manifestaba en el comunicado la delegada municipal del área, María del Mar Sánchez Estrella, que añadía que su equipo ha solucionado «todos los problemas económicos» que encontraron al llegar al Gobierno. Según la concejal, existía «un desorden en las cuentas y un déficit importante». «En estos tres años hemos estado trabajando mucho para solventar todos esos obstáculos y, una vez normalizado, todas las salas privadas se verán beneficiadas», se felicitaba. La delegada admitía que le hubiera gustado «haber dispuesto de esta solvencia cuando tomamos posesión, pero por problemas ajenos a nuestra gestión no pudo ser, aún así hemos trabajado duro para cumplir el compromiso de aumentar la partida que adquirimos con ellos». De esta forma, el Ayuntamiento logra apaciguar algo los ánimos en un sector que desde el principio le ha sido crítico, y que incluso con esta mejora económica quiso ayer rebajar el entusiasmo municipal. El portavoz de Escenarios de Sevilla, asociación que agrupa a las salas privadas, Pedro Álvarez-Ossorio, agradecía que «al fin el Consistorio haya escuchado al sector, incrementando los fondos», si bien precisó que esos 100.000 euros siguen siendo «bastante menos» de lo que percibían antes. «Esperamos que a partir de ahora podamos hablar de una subida progresiva en estos incentivos, porque la rebaja ha sido considerable y estaría bien recibir un mensaje claro de apoyo a la cultura», subrayó. En cualquier caso, este anuncio llega tarde para algunos. La crisis y los recortes se han llevado por delante la Sala Fli, el Teatro Salvador Távora –sin actividad–, la Carpa Artística, la Pista Digital –espacio de arquitectura efímera que se diseñó para ser portátil– o el proyecto que Endanza desarrollaba en el monasterio de SanClemente. «Quedamos prácticamente la mitad: TNT, La Imperdible,Sala Cero y La Fundición», lamentaba el portavoz de Escenarios de Sevilla, que advirtió además de que las ayudas de la Junta de Andalucía no se han convocado todavía, aunque desde la Consejería de Cultura les han garantizado que en breve estarán. «Si estas subvenciones no llegaran, las salas que todavía quedamos en pie tendríamos que cerrar, pero esperemos no tener que llegar a ese capítulo», sentenció.

  • 1