domingo, 20 enero 2019
23:54
, última actualización

Podemos frena el ascenso de Susana Díaz y causa un empate entre PSOE y PP

El sondeo del Egopa sobre intención de voto arroja una victoria mínima de socialistas (36,5%) frente a populares (36,1%)

el 30 jul 2014 / 12:32 h.

susana-moreno Uno de los sondeos sobre intención de voto con más eco en la política andaluza –el Estudio General de Opinión Pública (Egopa), que realiza cada seis meses el Centro de Análisis y Documentación Política y Electoral de la Universidad de Granada– arrojó este miércoles un pronóstico electoral inesperado que sorprendió a todos los protagonistas de la encuesta. Según el sondeo, si las elecciones autonómicas se celebrasen hoy, habría un empate técnico entre PSOE-A y PP-A. Con una participación estimada del 60%, los socialistas obtendrían el 36,87% de los votos, apenas un punto de ventaja sobre los populares (36,17%). El partido de Susana Díaz se habría estancado respecto al último Egopa de diciembre de 2013 (apenas sube unas décimas), mientras que el PP de Juan Manuel Moreno ha aumentado en cinco puntos. Los socialistas seguirían siendo la fuerza más votada en Andalucía, pero pierden la ventaja de 5,6 puntos que tenían hace sólo seis meses sobre los populares. IU se mantiene como tercera fuerza con un 10% de los sufragios, pero pierde cinco puntos y se convierte en la gran damnificada por la irrupción de Podemos. El partido de Pablo Iglesias, que aún no tiene implantación real en Andalucía, lograría el 6,56% de apoyos, desplazando a UPyD (5%). El sondeo confirma el declive del bipartidismo que ya auguraban las elecciones europeas del pasado 25 de mayo, y el empate de las dos grandes fuerzas forzaría casi necesariamente la composición del primer Gobierno tripartito en Andalucía. Según los autores del Egopa, la irrupción de Podemos parece haber trastocado el equilibrio habitual de fuerzas en el panorama político andaluz. El partido de Pablo Iglesias es responsable de dos circunstancias que explican el parón del PSOE y la leve recuperación del PP. La primera es la fragmentación del voto de izquierdas: Podemos le ha quitado un tercio de los votos a IU y ha frenado el efecto Susana Díaz, que hace seis meses, nada más llegar a la presidencia de la Junta, tiró de la marca PSOE hacia arriba. La segunda circunstancia, según Carmen Ortega, directora del Cadpea, es que «Podemos hace de reactivo del voto útil hacia el PP, no porque sea de derechas, sino porque teme que entren fuerzas fuera del sistema». El invierno pasado, cuando se realizó la última encuesta, los populares tenían una dirección interina, ahora están comandados por un nuevo presidente (Moreno). Los encuestados en el sondeo califican de bastante mala (42,3%) o mala (29,8%) la gestión del PP en la oposición. Sin embargo, los populares han crecido en cinco puntos, una mejoría imprevisible después de que en las europeas de mayo el PSOE rebasara al PP por 10 puntos. La encuesta, realizada entre el 23 de junio y el 8 de julio, se basa en 1.200 entrevistas telefónicas y, por tanto, su resultado es difícilmente extrapolable a un hipotético reparto de escaños en las autonómicas. Aparentemente, estos resultados proyectan un Parlamento que pasaría a tener de tres a cinco grupos (entrarían Podemos y UPyD). El PSOE-A de Susana Díaz, pese a ser el más votado, tendría difícil gobernar en solitario y debería buscar acuerdos de investidura o pactos de gobierno, aunque ya no dependería exclusivamente de su socio de Gobierno (IU). La propia Ortega veía poco probable esta posibilidad y auguró que el Parlamento volverá estar representado por tres partidos. Voto directo. El PP-A no suele reconocer los vaticinios del Egopa porque la encuesta está subvencionada por el Gobierno andaluz. Aunque ayer su portavoz parlamentario, Carlos Rojas, sí dijo que el resultado confirmaba que «la política de cercanía de Moreno está calando». La foto fija del sondeo es muy diferente a los resultados de las europeas del mes de mayo. Entonces el PSOE-A obtuvo el 35,1% de los sufragios, 9,3 puntos por encima del PP (25,89%). IU amplió sus apoyos hasta lograr el 11,6%; Podemos se estrenó con un 7,11% y UPyD se consolidó con el 7,14%. La encuesta también difiere del actual reparto de poder que dejaron las elecciones autonómicas de 2012, en las que el PP-A se convirtió en la fuerza más votada de Andalucía por primera vez en su historia (40,66%), frente al 39,52% del PSOE y el 11,34% de IU. La mayoría simple de los populares (50 diputados) le impidió formar Gobierno, y fueron desplazados a la oposición por el pacto de socialistas (47 escaños) y comunistas (12), que aún está vigente. Según el sondeo de intención de voto directo –un dato al que los partidos dan más credibilidad–, la ventaja del PSOE sobre el PP sería mucho mayor. Los socialistas obtendrían el 19,3%, seis puntos más que los populares (12,9%). Podemos se colocaría por delante de IU, con un 10,3% en intención directa de voto frente al 7,5% de la coalición de izquierdas. UPyD obtendría un 3,7%. Líderes. Susana Díaz se mantiene como la política más conocida (por un 82,4%) y es la única que aprueba con 5,4 puntos, cuatro décimas más que en el último sondeo. El líder de IU, Antonio Maíllo, no termina de despegar. Su grado de conocimiento un año después de ser designado (26,6%) es incluso más bajo que el de Juan Manuel Moreno (34,2%), que no lleva ni cinco meses como presidente del PP-A. Maíllo y Moreno suspenden, el primero con un 4,1 y el segundo con un 3,6. Dentro del Gobierno andaluz, la consejera de más valorada es la de Agricultura, Elena Víboras, que aprueba con un 5,1, y el peor es el de Justicia, Emilio de Llera, que obtiene un 3,9. El 39% de los encuestados creen que la gestión del Gobierno andaluz es mala o muy mala, frente al 37,4% que la tilda de buena. Sobre la coalición PSOE-IU, el 49,8% de los consultados piensa que es mala o muy mala, y el 48,5% considera negativo el papel de la coalición de izquierdas dentro de la Junta, frente al 28,4% que lo aprueba. Nueve de cada diez encuestados (87,5%) considera que el desempleo sigue siendo el principal problema de Andalucía, seguido de la corrupción y la política. Sobre la situación económica de Andalucía, el 87% la valora como mala o muy mala, y en lo que se refiere a España los juicios negativos disminuyen ligeramente, hasta el 84%, informa Europa Press. El Egopa coincidió con el barómetro de La Sexta, que dio ganador al PSOE-A con nueve puntos de diferencia sobre el PP-A: el 38,4% de los votos frente al 29,7%. Según este sondeo, IU sería la tercera fuerza más votada, con el 12,4% de los votos, mientras que la cuarta sería Podemos, con el 9,5%. La formación de Pablo Iglesias doblaría los apoyos de UPyD, que obtendría el 4,5 por ciento de los votos. El PA se reduciría al 2,3% de los sufragios.

  • 1