domingo, 24 marzo 2019
05:03
, última actualización
Local

El Rey, al Príncipe: "Como ves, aquí estoy, entero y en forma"

La evolución de Don Juan Carlos es «altamente satisfactoria» y ya camina.

el 09 may 2010 / 19:53 h.

TAGS:

Los Príncipes, a su entrada al hospital Clínic de Barcelona.

"Como ves aquí estoy, entero y en forma". Fue lo que le dijo el Rey al Príncipe Felipe nada más verle en su habitación del hospital Clínic de Barcelona, donde permanece ingresado tras haber sido operado con éxito de un tumor benigno en el pulmón. Los Príncipes de Asturias pasaron hora y media con el monarca y a la salida Don Felipe explicó que su padre está "muy bien" y se recupera poco a poco. "Ya está comiendo, pero todavía no se ha levantado", añadió. El Príncipe regresó ayer por la mañana de Costa Rica, donde asistió a la toma de posesión de la nueva presidenta, Laura Chinchilla. Tras visitar a su padre, aseguró que están "contentos y felices" por la rápida recuperación. "Es un buen paciente", señaló.


Sobre cómo pasa el tiempo el Rey durante la convalecencia, Don Felipe explicó que "está siguiendo la actualidad como si fuera cualquier día y muy emocionado por las muestras de cariño que está recibiendo". A lo largo del día muchos ciudadanos anónimos enviaron flores al monarca al hospital, otros dejaron cartas deseándole una rápida recuperación, y hasta pasteles para hacer la estancia más dulce.


Además de su familia, también el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente de la Generalitat, José Montilla, se acercaron ayer hasta el Clínic. La Reina Sofía se marchó sobre las 19.45 horas del hospital después de pasar la noche en Barcelona. La Infanta Elena volvió a visitar a su padre a las 10.15 horas y se fue poco después, a la misma hora que Zapatero. Los Príncipes dejaron el hospital en un coche que, al igual que a la llegada, conducía Don Felipe, y a cuyo lado se sentó Doña Letizia, que no hizo ninguna declaración y se limitó a saludar con la mano a las más de 200 curiosos que les esperaban.


parte médico. El último parte médico facilitado a los medios confirma que evolución del Rey es "altamente satisfactoria". El comunicado, leído por el responsable de comunicación del Hospital Clínic, Marc de Semir, señala que Don Juan Carlos "pasó una noche tranquila descansando. Durante la mañana permaneció unas horas sentado y por la tarde se levantó y caminó unos minutos". El informe médico, que firman los doctores Laureano Molins y Avelino Barrios, añade que "durante el día (el monarca) recibió visitas de familiares e institucionales". También señala que "se ha progresado hacia una dieta normal que ha tolerado sin dificultad, por lo que se ha retirado la sueroterapia, manteniéndose la analgesia habitual en este tipo de intervenciones quirúrgicas". Además se informa de que el Rey "sigue realizando ejercicios de fisioterapia respiratoria según lo previsto". Cada día habrá un parte sobre el estado del paciente.


En su visita de unos 45 minutos, Zapatero trasladó al jefe de Estado su "satisfacción" y la de toda la sociedad española por el éxito de la operación y, para certificar el buen estado de salud del Rey, comentó que la conversación que mantuvo con él "ha durado más que un despacho oficial". En concreto, el Rey y Zapatero hablaron de la situación de los mercados financieros, la próxima reunión del Eurogrupo y la visita a España del vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden.


Por su parte, el presidente de la Generalitat catalana destacó la favorable evolución del Rey y aseguró que el monarca podrá incorporarse a su actividad normal "dentro de nada". Montilla celebró además que Don Juan Carlos haya elegido para operarse el Hospital Clínic de Barcelona, un centro médico del sistema sanitario público catalán. Es un placer que nos llena de satisfacción", insistió. Montilla subrayó que el Clínic es un hospital de referencia, y cree que el hecho de que el monarca se haya operado aquí es un "reconocimiento" a los "grandes profesionales" de este centro hospitalario.


Según el presidente catalán, Don Juan Carlos le confesó que se ha sentido "muy bien acogido" en el hospital barcelonés. El Rey le agradeció el trato recibido y la profesionalidad de los médicos que le operaron el sábado y que están siguiendo su recuperación. Los cirujanos le extirparon un nódulo del pulmón derecho y descartaron que tuviera células cancerígenas. El monarca no tendrá que someterse a ningún tratamiento de radio ni quimioterapia y se prevé que reciba el alta en unos tres días.

  • 1