viernes, 22 marzo 2019
22:01
, última actualización
Deportes

El Sevilla pone rumbo a la Champions

Los goles de Cala y Lolo refuerzan al equipo de Antonio Álvarez en el cuarto puesto de la clasificación tras remontar un partido donde tardó en aparecer pero no perdonó.

el 10 abr 2010 / 17:56 h.

Jesús Navas intenta centrar un balón ante Orozco. Jorge Zapata / Efe

El Sevilla dio un paso importante en la lucha por una plaza en la próxima edición de la Liga de Campeones tras firmar su segunda victoria consecutiva -algo que no ocurría desde mediados de febrero- ante un Málaga que comenzó ganando y se evaporó tras el descanso. Cala, en su segundo partido de Liga con el Sevilla, y Lolo, inocuo en la primera parte pero con orgullo y determinante en la segunda, dieron con sus goles tres puntos de oro al equipo de Antonio Álvarez. Por su parte, el de Juan Ramón López Muñiz deberá seguir apretando para no complicarse la vida innecesariamente.

Pese a ello, todavía queda mucho que mejorar. El Sevilla de ayer fue ese Sevilla de dos caras tan capaz de difuminarse ante rivales teóricamente inferiores como de ser implacable cuando despierta. La victoria debe reforzar la autoestima y hacer creer en el trabajo que se está realizando mientras se suman puntos de auténtico oro a estas alturas de Liga.

DUDA Y PALOP, PROTAGONISTAS. Ayer, la preocupación era dar un rendimiento uniforme explotando las virtudes y tapando las carencias. El flanco derecho, por donde habita Duda, futbolista clave en el juego del Málaga, era una incógnita. Pero los problemas llegaron justamente por el costado opuesto, cuando el ex jugador nervionense disparó raso dentro del área tras un saque de banda, Palop intentó atrapar el balón y Caicedo metió la pierna para introducirlo en el fondo de la portería. Fue la única ocasión del Málaga en todo el partido. El portero nervionense, aturdido por un golpe, no reclamó falta entonces.

Sin directores de orquesta, porque Renato y Lolo no estaban dando el rendimiento que necesitaba el equipo en esa zona del campo, el juego se limitó a lanzar balones en largo -aspecto criticado por algunos jugadores tras la marcha de Jiménez- o a dárselo a Jesús Navas. En su regreso al equipo, el internacional español fue inicialmente frenado por los jugadores del Málaga, aprovechando la permisibilidad del colegiado, que ya a los cuatro minutos de partido perdonó la expulsión a Duda tras dar un codazo en el pecho a Cala, quien le ganó siempre la partida. Triste e inexplicable la actitud del portugués no ya por esta acción sino por otras en las que intentó calentar el ambiente.

Un cabezado de Luis Fabiano a centro de Cala que repelió Munúa fue todo el bagaje del equipo de Álvarez hasta el paso por vestuarios. Incapaz de jugar la pelota con sentido ante la extenuante presión -que luego pagarían muy cara- de los jugadores del Málaga, ni explotó las bandas ni contactó con los delanteros; cuando lo hizo, la capacidad para generar ocasiones de gol brilló por su ausencia. Así era difícil ganar a un rival muy motivado, replegado y que inicialmente obvió la diferencia clasificatoria.

Y LLEGÓ LA REACCIÓN. La única posibilidad de ganar era cambiar por completo. Y el Sevilla lo hizo tras el descanso. Luis Fabiano avisó con un cabezazo que desvió Munúa, previo centro de Jesús Navas y pase de Kanouté. Poco a poco, el equipo fue engrasándose, comenzó a jugar con mayor dinamismo y a hacer daño por bandas. Además, se alió con la fortuna. Un error de portero local al intentar atrapar un balón procedente de una falta lejana permitió a Cala empatar el partido. Era el minuto 65.

Espoleado por el 1-1, Kanouté y Lolo rozaron el segundo tanto poco después, aprovechando el bajón del Málaga, incapaz de sostener su presión inicial y sin calidad para hacer frente a la progresiva mejoría nervionense. Lolo, de cabeza en una falta sacada por Drago, hizo el 1-2 y dio al Sevilla tres puntos con sabor a Champions. Hoy, Mallorca y Valencia se ven las caras, pero el cuarto puesto sigue siendo del Sevilla.

- Ficha técnica:

1 - Málaga CF: Munúa; Gámez, Orozco, Iván González, Manu Torres; Fernando (Luque, m.76), Toribio, Juanito, Duda; Baha y Caicedo (Obinna, m.54).

2 - Sevilla FC: Palop; Cala, Dragutinovic, Escudé, Fernando Navarro; Jesús Navas (José Carlos, m.90), Lolo, Renato (Romaric, m.84), Capel; Luis Fabiano y Kanouté (Negredo, m.77).

Goles: 1-0, M.16: Caicedo. 1-1, M.66: Cala. 1-2, M.84: Lolo.

Árbitro: Estrada Fernández (Comité Catalán). Mostró tarjeta amarilla a los jugadores del Málaga Juanito (m.38), Orozco (m.51) y a Toribio (m.65) y a los del Sevilla Dragutinovic (m.28), Cala (m.56), Escudé (m.62), Fernando Navarro (m.81) y Romaric (m.89).

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima primera jornada de Liga de Primera División disputado en el estadio de La Rosaleda ante unos 27.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento de Encarnación Cabello, madre de un trabajador del Málaga.


  • 1