lunes, 17 diciembre 2018
16:48
, última actualización
Feria de Abril

El turismo arranca en la Feria con ganas de resarcirse

Hosteleros y hoteleros ponen sus esperanzas en el magnetismo del Real para compensar los malos resultados de una Semana Santa aguada.

el 25 abr 2012 / 18:39 h.

La Feria de Abril es, en primer lugar, para los sevillanos, pero el tirón turístico se explota cada año más y más. Hosteleros, hoteleros, agencias de viajes... el sector quiere resarcirse, reparar los malos datos de la húmeda Semana Santa y salvar, pese a la crisis, la semana grande del turismo. Las previsiones no son del todo buenas, pero tampoco son malas y, si el tiempo acompaña, podrían ser aceptables. Por ahora, los turistas ya han desembarcado e invaden el Real. Incluso han estrenado un nuevo servicio del Ayuntamiento: visitas guiadas por el albero de Los Remedios.

Sevilla dispone de 20.000 plazas hoteleras y, por ahora, las previsiones apuntan a que la ocupación alcanzará entre el 65% y el 70%, unas cifras que podrían subir si el tiempo no se estropea y si aumentan las reservas de última hora. Así lo explica el gerente de la Asociación de Hoteleros de Sevilla, Santiago Padilla, quien apuntó que la crisis se notará en la Feria igual que lo ha hecho en "todas las citas festivas de España". "En el sector se acusa la incertidumbre, pero esperamos que a última hora los visitantes puedan animarse. Depende del tiempo, que es un factor determinante", apostilla Padilla.

Por su parte, para el presidente de la Asociación Empresarial de Hostelería de Sevilla, Pedro Sánchez Cuerda, el sector es "optimista" mientras que el sol siga acompañando. En su opinión, el año es "complicado" y la Semana Santa fue "muy mala", con un descenso del 30% de los ingresos previstos por la crisis y las lluvias. Por eso el sector tiene sus esperanzas puestas en el Real.

"Esperamos consumo y diversión. Los precios han bajado, se ha hecho un esfuerzo para adaptarlos a la economía de la crisis, no han subido en los últimos años y tiene que ayudar", aseveró Sánchez Cuerda, que aplaudió la iniciativa del Ayuntamiento para ofertar visitas guiadas por el Real.

El pasado martes, Javier fue el cicerone de un grupo de 25 navarros y de otra decena de turistas de Italia y Estados Unidos en la visita guiada por la Feria de las 17.00 horas (hay cuatro al día y son gratis). El objetivo, según les dijo, era que conocieran que no todas las casetas son privadas. "Pensábamos que así era", admitía Josefa Mariesurrena, que con sus 74 años pisaba por primera vez el albero de Los Remedios.

La visita empezó en el punto de información turística junto a la portada, donde Javier le dio las primeras y escuetas indicaciones: que las calles tienen nombres de toreros, que la portada representa la fachada del Salvador... Minutos después empezó la ruta, por Gitanillo de Triana hasta la caseta de Fiestas Mayores, en Costillares. Sorteando a los jóvenes que se lanzaban a bailar en la calle, a los caballistas y a las vendedoras de claveles, el grupo llegó a la caseta y recibió una copa de fino, "típico de Huelva pero que lo copiamos aquí", según el guía.

Tras patearse Sevilla durante la mañana, los navarros estaban "destrozados", así que tomaron asiento con la esperanza de ver a alguien bailar. Allí se despidió el guía y llegó la duda: "¿Qué hacemos ahora?", "¿no hay ninguna caseta de Navarra?", "¿cómo volvemos al autobús que está en la calle La Rábida?", "¿dónde está la caseta de la Guardia Civil por si está allí mi primo de Sevilla?". Ni el mapa turístico les valía. En cambio, los jóvenes italianos y estadounidenses lo tenían claro: "Nos tomamos otra y a la Noria".

Y es que unos vienen y otros se van, como los sevillanos que dejan la ciudad el fin de semana y que se han encontrado con un puente de resaca. El director general de Viajes Távora, Antonio Távora, aseguró que este año muchos han aprovechado el festivo del 1 de mayo para hacer una escapada media-larga. Unos viajes que se han sumado a los ya tradicionales a la segunda residencia en la playa o el campo. "No hubo mucha venta de estos viajes que aprovechan el puente, pero hubo alguna y es mejor que nada", comentó Távora tras añadir que los destinos preferidos son "los más baratos" y los que tienen vuelo directo. No están los bolsillos para irse muy lejos, sobre todo tras la Feria.

  • 1