martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Deportes

En la senda del drama al cruce por el ecuador

El Cajasol se vuelve a medir a un rival directo por la permanencia por segunda semana consecutiva. El fracaso ante Estudiantes inyecta más trascendencia si cabe al partido de este mediodía, último de la primera vuelta, ante un CAI que dista dos triunfos.

el 15 sep 2009 / 20:59 h.

El Cajasol se vuelve a medir a un rival directo por la permanencia por segunda semana consecutiva. El fracaso ante Estudiantes inyecta más trascendencia si cabe al partido de este mediodía, último de la primera vuelta, ante un CAI que dista dos triunfos. La derrota hipotecaría el futuro, la victoria lo aclararía.

Con sólo dos partidos sacados adelante después de jugar dieciséis, es obvio que el Cajasol se juega la vida cada vez que salte a partir de ahora a una cancha de la ACB, una competición que peligra como nunca para el conjunto sevillano. Ese paupérrimo botín cuando muere hoy la primera vuelta carga con una hipoteca carísima al equipo bancario para la segunda mitad de un año que apunta a drama.

El mismo que vivió el Club Baloncesto Zaragoza en 1996, cuando, siendo una de las entidades fundadoras de la ACB, con dos títulos de Copa, un subcampeonato de la Recopa y clasificado doce veces en trece temporadas entre los nueve primeros de la liga, se vio obligado a desaparecer por problemas económicos, después de que sufriera la pérdida del apoyo financiero de la Caja de Ahorros de la Inmaculada, la entidad que le da las siglas a este clásico del basket nacional. Esa decisión de la caja aragonesa en 1992 que acabó derivando en la desaparición del equipo, refundado en 2002, vino motivado por los malos resultados deportivos, algo que hasta el momento no ha imitado Cajasol con el Baloncesto Sevilla, entre otras cosas porque más que un patrocinador es el dueño, pero si hay descenso a la LEB...

Zaragoza tiene además una ingente afición al baloncesto detrás, con 10.000 incondicionales en las gradas incluso en la categoría de plata. En la temporada de su regreso a la ACB, está en una situación complicada debido a las siete derrotas consecutivas que arrastra tras un buen inicio. No gana desde el 19 de noviembre, cuando lo hizo ante el Granada, y fuera desde la segunda jornada, en Las Palmas (la única).

Para el equipo de Pedro Martínez es fundamental vencer hoy porque su futuro en la segunda vuelta se aclararía un poco. Se colocaría a una sola victoria de los puestos fuera del descenso, ganaría a un rival directo y en función de la diferencia, poner de cara un average particular que puede ser clave.

La baja de Iñaqui de Miguel tras ser operado de la rodilla no cambia en exceso el panorama del Cajasol, ya que el madrileño llevaba muchas semanas fuera antes. Lo más probable es que Pedro Martínez siga sin contar con el serbio Mile Ilic ante la veterana pareja del CAI formada por Larry Lewis y Rubén Garcés. Más problemas pueden tener los sevillanos para parar al escolta argentino Paolo Quinteros, de lo mejor de la ACB (tercer anotador), con un promedio de casi 19 puntos y muy buenos porcentajes de tiro.

  • 1