lunes, 25 marzo 2019
08:21
, última actualización
Local

En libertad el tercer detenido por alijo que implica a policías

Quedó en libertad después de que su abogado alegase que los hechos que se le imputan son idénticos a los que lo mantienen acusado en el juzgado de Ayamonte.

el 26 nov 2009 / 16:00 h.

TAGS:

Un tercer detenido en relación con un alijo de un kilo y medio de hachís, por el que también han sido imputados el jefe del Grupo VII de la Policía de Sevilla y un agente, ha quedado en libertad tras alegar que ya ha declarado por los mismos hechos ante el juzgado de Ayamonte (Huelva).

Fuentes del caso han informado a Efe de que el detenido I.J.R. declaró anoche "como imputado no detenido" en la Jefatura de Policía de Sevilla y quedó en libertad después de que su abogado alegase que los hechos que se le imputan son idénticos a los que lo mantienen acusado en el juzgado de Ayamonte (Huelva).

Este joven, un conocido culturista, fue detenido con un kilo y medio de hachís cuya composición química coincide con un alijo de 11.000 kilos incautados en enero de 2009 por el Grupo VII de la Policía de Sevilla, dedicada a la lucha contra el pequeño tráfico de drogas.

Este hecho ha motivado que la Unidad de Coordinación Operativa de la Policía sevillana, equivalente al servicio de Asuntos Internos, haya imputado en el caso al jefe del Grupo VII y a un agente, además de recabar autorización judicial para registrar el piso de este último y las mesas de trabajo, taquillas y ordenadores de la totalidad del grupo en la Jefatura policial.

La vivienda del policía fue registrada el martes y ayer miércoles los investigadores se llevaron los cinco ordenadores del Grupo VII, han añadido las fuentes.

El jefe declaró como imputado ante sus compañeros el pasado martes y quedó en libertad, mientras que el agente S.O.C., que es socio de I.J.R. en una tienda de productos para culturismo en el barrio sevillano de Nervión, fue puesto a disposición del juzgado de instrucción 11 de Sevilla y quedó en libertad anoche.

En el auto que autorizó las entradas y registros, al que ha tenido acceso Efe, la juez imputó a los policías presuntos delitos contra la salud pública, tenencia ilícita de armas, omisión del deber de perseguir delitos, malversación de fondos públicos y encubrimiento.

En referencia al alijo de 11.000 kilos de hachís, el auto recogía que no constaba "actuación tendente a detectar irregularidades en la cadena de custodia por parte de ningún responsable del citado grupo".

El agente S.O. fue relacionado tanto con la operación antidroga de Ayamonte (Huelva) como con otra desmantelada en la provincia de Sevilla con 1.500 kilos de hachís, asunto por el que permanece encarcelado un policía local de capital sevillana.

Respecto a esta segunda operación, el policía declaró en septiembre pasado en el juzgado de instrucción 8 de Sevilla y quedó en libertad sin necesidad de fianza ni de presentarse periódicamente en el juzgado, y no ha sido citado entre los imputados en las últimas resoluciones judiciales, según fuentes de su defensa.

  • 1