miércoles, 20 febrero 2019
23:03
, última actualización
Local

En marcha las primeras obras del Cercanías del Aljarafe

ADIF adjudica trabajos complementarios para todo el trazado.

el 25 jul 2010 / 18:44 h.

TAGS:

La estación Olivares-Villanueva del Ariscal va a ser restaurada.

Las obras del Cercanías del Aljarafe, la esperada línea C-5, están en marcha con las primeras visitas de los operarios a las estaciones por las que discurrirá este trazado, uno de los momentos más ansiados por los habitantes de la comarca más poblada del área metropolitana y que sufre problemas endémicos en materia de movilidad. De hecho, además de la adjudicación de las obras de la línea que cubrirá el trayecto entre Camas y Benacazón por 41,8 millones de euros, Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) liberó hace unos días otros 11 millones de euros para trabajos de señalización y comunicaciones en la vía férrea Sevilla-Huelva, sobre la que se habilitará la C-5, para dotarla de las instalaciones necesarias para la explotación del Cercanías del Aljarafe.

El consejo de administración de este organismo dependiente del Ministerio de Fomento aprobó la adjudicación de las citadas obras de señalización y comunicaciones que también se extienden hasta la altura de la estación de Aznalcázar-Pilas, de momento no contemplada en el Cercanías del Aljarafe, aunque la Junta de Andalucía trabaja para que en el futuro sí esté incluida.

Las tareas en cuestión cuentan con un plazo de ejecución de ocho meses, y se solaparán con las obras del Cercanías del Aljarafe en sí. Entre las actuaciones previstas en estas últimas destaca la construcción de cuatro nuevas estaciones, así como el acondicionamiento de otras dos ya existentes, por lo que es necesario dotar el recorrido de las instalaciones de señalización y de comunicaciones necesarias para su explotación.

En la actualidad, el tramo entre Camas y Aznalcázar-Pilas, dentro del trazado de ancho convencional Sevilla-Huelva, está constituido por un tramo de vía férrea única electrificada. Cuenta con el llamado bloqueo de liberación automática en vía única (BLAU) entre las estaciones de Camas, Villanueva del Ariscal-Olivares y Aznalcázar-Pilas, de tecnología electrónica. Este equipamiento forma parte del nuevo sistema de control de tráfico centralizado (CTC) que entró en funcionamiento a lo largo de toda la línea Sevilla-Huelva a finales de marzo de 2007, con una inversión superior a 15 millones de euros.

De todas maneras, "pese a la existencia de este moderno sistema de control y seguridad en la circulación", según reconocieron desde el Ministerio de Fomento, la extensión de los servicios de la red de Cercanías de Sevilla hasta Benacazón requiere de la implantación de una serie de mecanismos de señalización y comunicaciones para dar respuesta al incremento de los tráficos ferroviarios y a la creación de nuevas estaciones.

Cabe recordar que el contrato programa 2007-2010 entre ADIF y el Ministerio de Fomento, contempla diversas inversiones en la red de ancho convencional. Dentro de este plan se prevé acometer la ampliación del servicio del Cercanías del Aljarafe, con nuevas estaciones, "por lo que es necesario remodelar el tramo comprendido entre los puntos kilométricos 4/610 y 38/140 a lo largo de 33,5 kilómetros, dotándolo de las instalaciones de señalización y comunicaciones necesarias para la explotación de la futura C-5", según precisaron las mismas fuentes.

Las obras de señalización y comunicaciones correrán a cargo de la empresa Thales Transport Signalling & Security Solutions. Las actuaciones previstas en el proyecto abarcan las instalaciones de seguridad, sistemas de protección del tren, puesto de mando, comunicaciones e instalaciones auxiliares.

Paralelamente, se están produciendo los primeros movimientos para las obras del Cercanías del Aljarafe en sí, que tienen un plazo de ejecución de 10 meses, por lo que se podrían cumplir las previsiones de los alcaldes de la comarca de que eche a rodar en la primavera de 2011, tal y como el propio ministro, José Blanco, se comprometió el pasado mes de junio en su visita a Sanlúcar la Mayor, donde estará una de las estaciones, para presentar el proyecto.

Son así, según insistieron desde este departamento, unas obras que se libran de los recortes en inversiones para algunas infraestructuras motivados por la crisis, y que en el caso del área metropolitana de Sevilla no afectarán a este proyecto, aunque, en el otro que es clave para el territorio, la ronda de circunvalación SE-40, se augura una ralentización del ritmo.

  • 1