lunes, 25 marzo 2019
08:35
, última actualización
Local

'Es la ocasión de tener nuevos aliados'

El rector de la Universidad Pablo de Olavide, Juan Jiménez, avisa de que la reforma no se implantará acabada. Foto: Jose Manuel Cabello.

el 15 sep 2009 / 19:28 h.

TAGS:

1. ¿Por qué hay que estar a favor de Bolonia? ¿Por qué en contra? No deben confundirse los objetivos que se fijaron en la declaración de Bolonia, con otros aspectos que dependen de políticas propias a nivel nacional o regional. Fijándonos exclusivamente en Bolonia, los objetivos son claramente favorables para nuestra sociedad en general, y para las universidades en particular, por varias razones, que son: la creación de un Espacio Europeo donde los estudiantes puedan moverse para continuar sus estudios en cualquier otro país y ver reconocidos los créditos cursados; la creación de un Espacio Europeo en el que los títulos universitarios sean reconocidos sin necesidad de homologación ni de otros procesos semejantes; la armonización de los estudios superiores europeos en torno a las competencias de la formación; la definición de un marco europeo de cualificaciones que permite establecer qué debe saber y qué debe saber hacer un graduado, un máster o un doctor en cualquiera de los campos del conocimiento.

2. ¿Está la Universidad preparada para este cambio? La UPO viene realizando desde el año 2003 un plan piloto de adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior. Así, tanto profesores como estudiantes conocen qué significa Bolonia. Además, se ha tenido la oportunidad de ir diseñando y realizando las nuevas infraestructuras docentes para soportar los nuevos métodos. No obstante, debe saberse que el cambio empieza ahora y que deberá construirse con el paso de los años y la mayor experiencia. La reforma no se implantará terminada sino que abrirá un camino constante de perfeccionamiento.

3. ¿Qué efectos tendrá Bolonia sobre las enseñanzas universitarias y sus contenidos? El efecto principal estará no tanto en la reducción del tiempo de formación, sino en el cambio de la propia concepción de las enseñanzas. Se pasará a una actividad universitaria centrada en el proceso de aprendizaje del alumnado y no en la labor docente del profesor. Esto generará una práctica docente más dinámica y activa que favorecerá la autonomía e iniciativa del estudiante: "Enseñarlos a pescar, frente a sólo darles unos cuantos peces". Además, la Universidad asumirá la función de centro de formación a lo largo de la vida.

4. ¿Supondrá la renuncia a enseñanzas tradicionales de la Universidad? No, si por enseñanzas tradicionales se consideran disciplinas de honda tradición universitaria (filologías, derechos, ciencias). Todas las ciencias y disciplinas básicas encontrarán su lugar en la Universidad. Tampoco se renuncia a la existencia de clases magistrales.

5. ¿Acarreará Bolonia una privatización de la Universidad en su aplicación? No. Bolonia es la oportunidad para hacer una universidad pública más fuerte que permita comprender a la sociedad que la sustenta de que no se trata de un gasto sino de una inversión. Es la ocasión de hacer una universidad pública más reconocida por la sociedad. No obstante, es necesario señalar que también será la ocasión para encontrar nuevos aliados, instituciones, empresas y agentes sociales.

  • 1