sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Local

España viste de chino a 'Miguelín'

el 01 jun 2010 / 14:28 h.

TAGS:

El pabellón de España en la Exposición Universal de Shanghai celebró hoy el Día Internacional del Niño con una serie de actividades para los visitantes más pequeños y vistiendo durante seis días a su emblemático bebé gigante, Miguelín, con una prenda infantil tradicional china.

El niño robotizado de seis metros y medio de alto, concebido por la cineasta Isabel Coixet para la tercera y última sala de visita del pabellón, "Hijos", donde se presentan ideas para un futuro más amable para las ciudades, está vestido esta semana con un "dudou", un delantal de verano, normalmente de seda, que se ata la espalda.

Miguelín está tocado además con un gorro de inspiración china, que al igual que su "dudou", está decorado con motivos tradicionales que en la cultura china evocan las ideas de buena suerte y felicidad ("fu") y el llamado "nudo de la fortuna", así como un diseño que evoca la palabra china "mi" (arroz).

Esto se debe al nombre de Miguelín en chino, "Xiaomi Baobao" (que podría traducirse como el "Bebé Arrocito"), y a que "mi" también es la primera sílaba de su nombre en castellano.

Dentro de la sala, la indumentaria de Miguelín fue comentada con simpatía por todos los visitantes consultados por Efe, que sabían sin excepción que se le había vestido así por el Día Internacional del Niño.

"Está muy mono", dijo la joven Li Yangxiao, de 23 años, que dijo haberse acercado aposta al pabellón español para ver al bebé, para lo que asegura que no tuvo que esperar demasiado, "apenas 40 minutos", a diferencia de otros pabellones, como el ruso o el alemán, donde los visitantes pasan horas en la cola.

"Yo vine porque me parecía que es el pabellón más grande que hay" además del de China, comentó Guo Fuchang, de unos 50 años, al que le llamó la atención sobre todo que se hubiera elegido una ropa que, al tapar el vientre, sirve para cuidar la salud de los niños.

Para el veinteañero Song Fubi, sin embargo, esta manera de celebrar el día no es sino una muestra más de la "alegría" que destila el pabellón español, cuyo bebé gigante es el objeto más emblemático y con el que más se fotografían sus visitantes.

Durante todo el día de hoy, los menores de 12 años que visitaron el pabellón participaron en una lotería con 5.000 papeletas que les fueron repartidas para rascar, entre las cuales había 900 premios como puzzles, bolsas, paraguas y otros recuerdos del pabellón en que aparece Miguelín.

Además, visitaron el espacio español, de manera organizada, cerca de 200 niños de escuelas construidas bajo un programa de donaciones benéficas, de la Escuela Experimental de Shanghái (para superdotados) y de zonas empobrecidas de China, estos dentro de un programa también benéfico impulsado por el baloncestista Yao Ming.

Su proyecto "Expo Stars" ("Estrellas de la Expo") traerá en seis ocasiones a niños de zonas deprimidas del país o víctimas de catástrofes naturales a visitar varios pabellones de la Expo, el español entre ellos.

La Sociedad Estatal para Exposiciones Internacionales (SEEI), responsable y gestora del pabellón, aseguró que ya se ha sobrepasado el primer millón de visitantes en el espacio español, cifra que alcanzaron días antes otros países como Francia y Australia.

  • 1