jueves, 25 abril 2019
23:17
, última actualización
Local

Fallece un pescador al volcar su barca en Chipiona

La Policía Local localizó ayer el cuerpo sin vida del pescador desaparecido por la mañana tras volcar la embarcación en la que se encontraba junto a dos personas más en la desembocadura del río Guadalquivir, en Chipiona (Cádiz).

el 15 sep 2009 / 22:08 h.

TAGS:

La Policía Local localizó ayer el cuerpo sin vida del pescador desaparecido por la mañana tras volcar la embarcación en la que se encontraba junto a dos personas más en la desembocadura del río Guadalquivir, en Chipiona (Cádiz). Según las primeras informaciones ofrecidas por la Guardia Civil, se trata de un joven, de unos 25 años.

Efectivos de la Policía Local de Chipiona que participaban en el operativo de búsqueda desplegado hallaron el cuerpo sin vida del joven en la orilla del río, frente al polideportivo municipal de la localidad gaditana.

El joven fallecido, junto a otros dos acompañantes, cayó al agua sobre las 11.30 horas de la mañana de ayer tras volcar -por causas que aún se desconocen- la embarcación en la que se encontraban pescando, un bote de fibra de tres metros.

Dos de los ocupantes de la barca lograron salvar la vida y fueron rescatadas por embarcaciones que pasaban por la zona, con las que lograron llegar hasta la orilla, mientras un operativo con efectivos de la Guardia Civil, Salvamento Marítimo, Policía Local y Nacional, la Armada, y un helicóptero rastreó la zona hasta localizar el cuerpo del tercero.

Yate naufragado. También en el río Guadiana, un yate de 20 metros de eslora cuyo propietario es alemán se hundió, sin causar daños personales, a la altura de la localidad portuguesa de Guerreiros do Río, Alcoutim -en el límite con San Silvestre de Guzmán y Sanlúcar de Guadiana (Huelva)-. Las autoridades marítimas lusas crearon una barrera de protección alrededor para evitar el derrame de combustible, aunque fuentes de la capitanía marítima de Vila Real de Santo Antonio confirmaron que no presentaba riesgos de contaminación porque el depósito de combustible estaba debidamente sellado.

  • 1