jueves, 17 enero 2019
19:10
, última actualización
Local

Fomento inicia los estudios para unir el Cercanías de la Cartuja con el Metro

Por N. Jiménez y J. Gallego. Pese a que Ana Pastor ha visitado la ciudad varias veces en los últimos meses sin mencionar el proyecto, su departamento recalca que no olvida su importancia.

el 07 ago 2014 / 12:00 h.

TAGS:

El apeadero de la Cartuja, que entró en servicio a principios de 2012, conectaría con la estación del Metro de Blas Infante, en Los Remedios. / J. M. Paisano El apeadero de la Cartuja, que entró en servicio a principios de 2012, conectaría con la estación del Metro de Blas Infante, en Los Remedios. / J. M. Paisano

Mientras la Junta y el Ayuntamiento debaten sobre si es necesario o no construir un nuevo puente para descongestionar de tráfico en el futuro el entorno de la torre Pelli, desde el Gobierno central comienzan a trabajar en una solución que podría contribuir a acercar la tecnópolis hispalense y el nuevo edificio de oficinas al resto de la ciudad y el Aljarafe. El Ministerio de Fomento ya ha iniciado los trámites para elaborar el estudio de viabilidad de la prolongación del Cercanías de la Cartuja, para llevarlo hasta Blas Infante, en Los Remedios, donde conectaría con la estación del Metro.

Desde el departamento que dirige Ana Pastor avanzaron ayer a este periódico que, aunque no pueden concretar todavía plazos ni presupuestos, son conscientes de la importancia que este proyecto ferroviario tiene para la capital andaluza, y por ello están trabajando en él, con miras a estudiar su viabilidad.

Esta línea (C2), que une actualmente Santa Justa con el antiguo apeadero de la Expo, en la avenida de Carlos III, cuenta además con una estación en San Jerónimo y otra en el Estadio Olímpico. Con la prolongación proyectada, el tren seguiría desde hasta Torretriana, dando servicio a la futura torre Pelli, y hasta Blas Infante, donde conectaría con la línea 1 del Metro, y por lo tanto, con el Aljarafe, el Centro o Nervión. Todo por tren y suburbano.

Este ambicioso proyecto necesitaría de una inversión de casi 50 millones de euros, según las estimaciones realizadas por el Gobierno en años anteriores.

A la vez que Fomento realiza sus estudios de viabilidad, desde el partido que sustenta al Gobierno se reclama que se asuma esta inversión como prioritaria. De hecho, el pasado 5 de agosto, la parlamentaria andaluza del PP Alicia Martínez avanzaba en rueda de prensa que su formación pedirá al Estado que incluya entre sus prioridades para los presupuestos de 2015 terminar la segunda ronda de circunvalación SE-40 y conectar el Cercanías de la Cartuja con el Metro en la parada Blas Infante de Los Remedios, donde se podría enlazar con la actual estación del Metro. Aunque Martínez dijo desconocer los planes de Fomento para esta obra, defendió que se trata de un proyecto vital para alcanzar la intermodalidad entre ambos sistemas de transporte.

El hecho de que el ministerio comunique ahora que está ya preparando los estudios de viabilidad, viene a despejar algunas dudas que estaban surgiendo en torno al futuro de esta infraestructura, después de que la ministra Ana Pastor hubiera visitado varias veces la capital hispalense en los últimos meses, sin mencionar para nada este asunto.

Sí lo hizo en febrero de 2012, cuando en un viaje a Sevilla anunciaba que para el –entonces– nuevo Gobierno las conexiones de la red de Cercanías con el Metro estarían entre sus prioridades de la legislatura.Sin embargo, ya advertía de que la llegada de las inversiones a través de los presupuestos delEstado no sería algo inmediato.

Según dijo Pastor entonces, la intención de su departamento era enlazar la red de Renfe con el suburbano en la estación de Guadaíra para prestar servicio a la Universidad Pablo de Olavide, y en Blas Infante, prolongando la línea de la Cartuja. Además, también señaló que tenía previsto ejecutar el intercambiador del Pino Montano.

En cuanto al coste, la obra de Blas Infante es la más cara –50 millones–, ya que la ampliación del tren a la estación de Metro Guadaíra-Pablo Olavide requiere 7,4 millones, mientras que el intercambiador de Pino Montano dentro de la línea C-4 cuesta tres. En cualquier caso, habrá que esperar a que pase el verano para conocer las previsiones presupuestarias de Fomento para 2015.

La conexión en Blas Infante de los dos sistemas de transporte es una reclamación que llevan años realizando los empresarios que ocupan la tecnópolis sevillana. En septiembre de 2009, la entonces secretaria de Estado de Transportes, ConcepciónGutiérrez, recibió una solicitud de Cartuja 93 y del Ayuntamiento para que el Cercanías, además de llegar al apeadero de la Expo 92 –en uso desde 2012–, se prolongara hasta Blas Infante.

Fomento estaba entonces redactando el proyecto para recuperar la parada de la muestra universal, con el objetivo de que estuviera listo, tras muchos anuncios, en el primer semestre de 2011, aunque finalmente no comenzó a dar servicio hasta febrero de 2012.

  • 1