Local

El tercer tramo de la SE-40 no estará en servicio hasta principios de 2018

El proyecto, de 8,1 kilómetros, inicia su tramitación por lotes, pero no se adjudicará al menos hasta este verano. Se retoma tras tres años y medio de paralización y con un sobrecoste de más del doble de lo previsto en 2007.

el 10 ene 2014 / 12:31 h.

TAGS:

infografia-se-40 El tercer tramo de la SE-40, clave para que la ronda de circunvalación cumpla su cometido de reducir el elevado tráfico que soporta la SE-30, no estará en servicio hasta principios de 2018. Es la letra pequeña de una obra que permaneció tres años y medio parada y que el Ministerio de Fomento anunció que retomaría a finales de año por un precio que rondaría los cien millones de euros. Esa vuelta a los trabajos se formalizó ayer, cuando se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la licitación de los dos subtramos en los que se ha dividido este tramo de 8,1 kilómetros que une la autovía de Utrera (A-376) y la autovía de Cádiz (A-4) y que completaría el arco este –lo que serviría para desviar el tráfico procedente de Cádiz rumbo a Córdoba y Madrid, y viceversa–. El Estado marca el ritmo de la tramitación, que empieza con un plazo de presentación de ofertas de tres meses y medio –hasta el 28 de abril– a los dos subtramos que salen a concurso: un primer lote, de 4,1 kilómetros, que arranca en la autovía de Utrera y termina en el enlace de la N-IV, ya en término de Dos Hermanas, con un coste de 38,98 millones de euros; y un segundo lote, de cuatro kilómetros, que va desde este último punto hasta el enlace de la autovía Sevilla-Cádiz (A-4), con un presupuesto de 75,87 millones. Fomento también tiene establecidas las fechas del resto de trámites. La oferta técnica se dará a conocer un mes después, el 19 de mayo; y no será hasta el 18 de junio cuando se abra la oferta económica.Tras estos paso, toca la adjudicación del proyecto, que no se espera hasta, al menos, el mes de septiembre. Como la publicación del anuncio en el BOE también fija los plazos de ejecución, de 40 meses para cada uno de los dos subtramos, se puede trazar el horizonte para su puesta en funcionamiento, que no sería antes de principios de 2018. La previsión casa con las partidas presupuestarias proyectadas para los próximos años por parte del Gobierno central, que pospone el grueso de la inversión para el tercer tramo de la SE-40 para los años 2016 y 2017. Es más, para este año sólo hay previsto un millón, que se amplía a tres millones en 2015. Es un gesto más de que el Ministerio de Fomento va con pies de plomo con un tramo que se le ha venido resistiendo desde 2007, cuando presentó el proyecto con un presupuesto de 58,6 millones de euros, menos de la mitad de lo cuantificado en la actualidad, establecido en 114,8 millones. El sobrecoste de las obras, por un trazado que afectaba a servicios (conexiones eléctricas, de gas,...), y la aparición de una necrópolis, obligaron a la empresa adjudicataria a la paralización de los trabajos y, de paso, al rescate de la concesión por parte del Ministerio de Fomento, que tuvo que revisar el proyecto. Tres años después, anunció que retomaría el tercer tramo, aunque con un coste más elevado de 94 millones, que con el IVA supera los 114 millones. Fomento emitió ayer un comunicado en el que refrendó que la finalización del tercer tramo de la SE-40 es “fundamental” para completar “el arco Este de la SE-40, de manera que el tráfico de la A-4 entre Córdoba y Cádiz pueda circunvalar Sevilla sin penetrar en la saturada ronda SE-30”, con picos de intensidad que sobrepasan los 100.000 vehículos diarios. Esa declaración constata que los dos tramos actualmente en servicio apenas tienen afección al tráfico, algo que se detecta con las cifras de tráfico del Ministerio de Fomento. Y es que, desde la puesta en servicio de los dos tramos, aún no se ha conseguido superar el volumen de 7.000 coches diarios, una cifra que se antoja insignificante.

  • 1