lunes, 22 abril 2019
19:29
, última actualización
Local

Fusión de tradición y vanguardia

Tres 14 Bar (Puerta La Carne). Dos de los socios de este moderno bar de tapas ya han triunfado con su Casa Alta de Tomares. Ahora, muy cerquita del viejo cuartel de bomberos, desarrollan su nuevo proyecto.

el 02 mar 2012 / 11:30 h.

TAGS:

Yo creo que después de diez años con los queridos padres salesianos de Triana salí sin saber por qué se llamaba pi el número pi, eso sí, todos teníamos muy claro que valía 3,1416…, pero en fin, dejémonos de matemáticas, aunque como están las cosas muchos números tienen que hacer los hosteleros para que salgan las cuentas. Parece que a los tres amigos de Tres 14 bar, los números les van saliendo. Se lo merecen, porque su negocio está bien llevado y sales con ganas de volver a probar más cosas de la enorme pizarra que hay al fondo, pero aquí sí se gastan en imprenta y tienen cartas perfectamente plastificadas en cada mesa. Se agradece no tener que estar estirando el gaznate cada vez que uno quiere elegir una tapa. Tres 14 abrió en septiembre, dos de sus socios, Javier Padura y Lucas Bernal, regentan con éxito Casa Alta en Tomares y es, precisamente Padura, quien se encarga de la dirección de las cocinas de ambos lugares. Aquí la cosa va de tapas, con un buscado equilibrio entre la tradición y la creatividad, con bastantes vinos por copas y cócteles del día a un precios razonables.

Tienen previsto cambiar la carta estacionalmente, o sea, más o menos cada trimestre, aparte de ofrecer algunas alternativas fuera de carta. Los vinos también van rotando, hay concesiones a la vanguardia como el extremeño Habla del Silencio (3,50 euros) o el berciano Baltos, y cosas más clásicas como los habituales Sonsierra (2,50 euros) de Rioja y Tamaral (2,50 euros) de Ribera de Duero, con éste, por cierto, probamos algunas tapas, resultó, un Roble de 2010, agradable en la boca, sin aristas, con madera evidente. En blancos la oferta incluye el aromático y floral Temps de Flor (2,50 euros) o el más seco Señorío de Sarría, un Chardonnay navarro (2 euros) de imbatible relación precio calidad.

La casa también despacha una cerveza doble malta de Cacabelos, El Bierzo (León), se llama Aora, a 3 euros el tercio y 8,2% de vol. de alcohol. La carta, además de las tapas elaboradas, tiene un apartado de abacería con anchoas del Cantábrico (3 euros/ud), queso payoyo (4 euros), morcilla de hígado (2,80 euros) o mejillones gigantes en escabeche (4 euros) entre otras delicatessen. También hay un apartado de postres (4 euros) todos caseros como un sugerente flan roto de limón con helado de turrón o unas fresas con helado de yogurt y naranjas sanguinas.

En cuanto a las tapas de cocina, probamos un complicado socarrat de paella con gambones y vieiras (4 euros), de buen sabor, aunque quizás si el arroz hubiese estado un poco más entero la tapa habría quedado redonda. Magnífico fue el tataky de presa al whisky (3,50 euros) bien marinado y con original toque de piñones, perfectas las patatas chips caseras de guarnición. Muy buena la hamburguesita de ternera (5 euros), jugosa carne gracias al toque de foie en la picada y las cebollas caramelizadas y los tomates cherry, una magnífica mostaza  para paladares fuertes. Buena barra, mesas altas y normales y gran terraza en la acera, una de las paredes tiene una original decoración a base de duelas de barricas de vino. Excelentes baños que hablan del buen criterio empresarial de estos jóvenes que merecen que sigamos probando sus creaciones.

La ficha

  • Propietarios: Padura, Felipe Cabezas y Lucas Bernal.
  • Dirección: C/ Juan de Mata Carriazo, nº 6. 41018 Sevilla.
  • Teléfono: 954 322 748.
  • Horario: De 13.30 a 16 y de 20.30 a 0 horas. Viernes y sábado abierto todo el día.
  • Cierra domingo noche y lunes.
  • Precio medio tapas: 2,80 a 4 euros.
  • Caña de cerveza: 1,20 euros.
  • Vinos: tintos, 2,50 euros. Blancos, 2 euros. Cócteles, 5 euros. 

  • 1