jueves, 21 febrero 2019
08:53
, última actualización
Deportes

Garra + acierto = oro puro

El Betis suma ya cuatro jornadas consecutivas sin encajar un solo gol. Ayer, aprovechó dos de sus ocasiones, en una buena segunda parte, para deshacerse del Numancia.

el 05 jun 2010 / 23:22 h.

El Betis volvió a demostrar que quiere estar la próxima temporada en Primera. Y lo hizo como hay que hacerlo: con argumentos. Ayer, su garra y su acierto le dieron tres puntos de oro puro que mantienen intacto el sueño del ascenso. El conjunto de Víctor Fernández supo mantenerse a flote -cuatro partidos consecutivos sin encajar un solo gol- cuando peor lo pasaba y, además, supo decantar la balanza cuando marcar era prácticamente sinónimo de victoria.

No fue brillante la primera parte del Betis. Permitió al Numancia tocar la pelota con demasiada facilidad y estuvo más tiempo corriendo detrás de ella que jugándola. Una sola ocasión clara (Nelson) fue su bagaje ofensivo hasta el paso por vestuarios. Demasiado pobre... y peligroso.

En la reanudación del encuentro, el equipo cambió radicalmente. Presionó con más acierto, forzó las pérdidas de su adversario y, espoleado por la afición, comenzó a ganar metros. La línea de atrás dio un paso hacia adelante que terminó por asfixiar al Numancia, incapaz ya de hacer daño salvo en jugadas esporádicas al contragolpe.
Por si faltaba algo, la entrada de Jonathan Pereira y Caffa dio otro aire al ataque. Especialmente, el argentino, que firmó dos asistencias de gol mientras el gallego hacía mucho daño a la defensa visitante. Tras el 1-0, Iriney salió para reforzar al equipo en defensa. El plan salió perfecto.

  • 1