martes, 13 noviembre 2018
20:31
, última actualización

Gesalquivir presentará un ERE para despedir a toda la plantilla

La sociedad debe seis nóminas a sus 37 trabajadores y los municipios le adeudan 1,2 millones.

el 12 mar 2012 / 21:16 h.

La empresa instrumental de la Mancomunidad del Bajo Guadalquivir, Gesalquivir, ha anunciado a sus 37 trabajadores que presentará un ERE de liquidación total previo al concurso de acreedores que anunció a la plantilla, según informó ayer el delegado de personal de la sociedad, Juan José Posada.

Posada cree que en un plazo de mes y medio se habrá resuelto el expediente y ellos podrán comenzar a cobrar el paro. "Creo que esta salida es mejor para nosotros que esperar al concurso de acreedores, un proceso más lento con el que nuestra agonía se alargaría aún más", indicó.

Este representante de los trabajadores de Gesalquivir recordó que la plantilla lleva seis meses sin cobrar, "por lo que la situación de muchos trabajadores es insostenible. Algunos están viviendo gracias a la ayuda que les prestan sus familias".

Por ello y para pedir la mediación de la Diputación, los trabajadores se concentrarán hoy ante las puertas de la Corporación provincial, "porque necesitamos que nos paguen lo que nos adeudan cuanto antes".

Posada manifestó también que los trabajadores confían en que el plan del Gobierno central para hacer frente a las deudas que tienen pendientes las administraciones con los proveedores sea beneficioso para ellos, "porque no hay que olvidar que Gesalquivir es una sociedad que presta servicios a los 11 municipios de la Mancomunidad del Bajo Guadalquivir, que entre todos deben a nuestra empresa 1,2 millones de euros, de ellos 320.000 corresponden a nuestras nóminas".

El delegado de personal de Gesalquivir afirmó que ya se están realizando las gestiones para acogerse a este plan, "que es la única solución que vemos posible para que podamos cobrar las seis nóminas que nos deben".

Los empleados de Geslaquivir, que siguen trabajando a pesar de estar sin cobrar, se encargan del reciclaje de la basura de los municipios de la Mancomunidad, del arreglo de vía rurales y de realizar proyectos de colegios, institutos y parques industriales, entre otras cuestiones, que se desconoce quién se encargará de realizar en el futuro.

Por su parte, los empleados de la Mancomunidad del Bajo Guadalquivir, cerca de medio millar, a los que también les adeudan seis nóminas, siguen sin saber a ciencia cierta cuál será su futuro, a pesar de que la Mancomunidad decidió en febrero su disolución, según informaron fuentes sindicales de la entidad.

Por ello, mañana la plantilla celebrará una asamblea para decidir si inician algún tipo de movilización.

Estos trabajadores, a diferencia de los de Gesalquivir, pueden tener más cerca el cobro de sus nóminas atrasadas ya que a principios de mes la Diputación de Sevilla anunció que está dispuesta a conceder a los siete municipios sevillanos de la Mancomunidad -Lebrija, Las Cabezas de San Juan, Los Palacios y Villafranca, El Cuervo, Los Molares, El Coronil y Utrera- un anticipo por el importe de las cuotas de aportación que adeudan a la Mancomunidad, que puede ascender a 1,7 millones de euros entre todos los ayuntamientos.

  • 1