domingo, 17 febrero 2019
20:04
, última actualización
Local

Griñán defenderá su ajuste en el debate de la comunidad

El pleno sobre el estado de Andalucía se fija, a petición del presidente, para 9 y 10 de junio.

el 27 may 2010 / 19:52 h.

TAGS:

La sesión de control del Ejecutivo andaluz en la Cámara se saldó ayer con el habitual rifirrafe entre José Antonio Griñán y Javier Arenas a cuenta de la crisis, sólo que aderezado en esta ocasión por la denuncia de enchufismo que le lanzó el presidente de la Junta al líder del PP a cuenta de su antigua condición de funcionario colocado “a dedo” en el Ministerio de Cultura en la época en que esta cartera dependía de Soledad Becerril.
Ambos se enzarzaron en su tradicional intercambio de puyas dialécticas en torno al modo en el que se está afrontando la crisis. Pero, en esta ocasión, el enfrentamiento tenía el poso de un entrenamiento previo a la disputa de un partido, de una introducción a la que presumiblemente será una de las confrontaciones más intensas y acaloradas que se vayan a celebrar en las Cinco Llagas en este año: el debate sobre el Estado de la Comunidad, fijado a petición de Griñán para los días 9 y 10 de junio  con el objetivo de que se discuta en ese foro el plan de ajuste que llevará a cabo el Gobierno  para mitigar la crisis.
Pero eso será dentro de dos semanas. Ayer, más de lo mismo en las últimas sesiones. El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, advirtió de que mientras el Gobierno andaluz se ocupa de “tomar medidas” ante la crisis, el PP “se regocija” con ella. Y Javier Arenas, a su vez, le respondía calificándole de “hombre de hielo” por romper las esperanzas de los más débiles. Todo ello jalonado con las invectivas habituales cada vez que Arenas interroga al presidente desde su bancada. Esto es, que está “alejado de la realidad” y que sigue “mintiendo”  porque comenzó “negando” la crisis y a día de hoy la justifica como un “ataque de los mercaderes de la deuda”, algo que, en opinión de Arenas, no son más que “excusas” para no aceptar su responsabilidad.“Cuando uno se pelea contra todo lo que se mueve se pelea contra la realidad”, subrayó el líder del PP, quien apostó por “terminar con los bandazos”, de forma que debería cambiar “el derroche por austeridad, el gasto corriente por la inversión y la soberbia por la humildad” en la comunidad andaluza.
La respuesta de Griñán se movió en los mismos términos. El presidente le recordó al dirigente popular que los gobiernos de José María Aznar subieron los impuestos “doce veces más” y que existía un mayor número de altos cargos que con el Gobierno socialista. Griñán reconoció que la situación socioeconómica es preocupante, con aspectos “muy negativos”, pero subrayó que  Arenas y él ven esta crisis de forma distinta, ya que mientras él “atiende” a las causas, el líder del PP “cierra los ojos”, o mira la realidad andaluza “con anteojeras”. “Yo me ocupo de tomar medidas y usted ve la crisis con regocijo”, le espetó. .
Javier Arenas terció finalmente para decir que “es verdad que tenemos una óptica distinta, Yo, en la calle todos los días y hablando con muchos parados y pensionistas. Usted, con sus grandes análisis, en la macroeconomía del gran analista. Y yo, compartiendo los problemas con los ciudadanos”.

  • 1