lunes, 25 marzo 2019
23:27
, última actualización

Guerrero niega haber recibido pagos anónimos por los ERE

El exdirector general de Trabajo ha emitido un comunicado rechazando las acusaciones de la jueza Alaya en su escrito en el que eleva la causa de los ERE al Supremo.

el 19 ago 2014 / 15:47 h.

El exdirector general de Trabajo de la Junta de Andalucía Francisco Javier Guerrero ha negado hoy haber recibido pagos sin identificar por valor de 248.400 euros, como le acusa la juez de los ERE, ya que afirma haber demostrado al juzgado que en realidad fueron movimientos entre sus propias cuentas. francisco-javier-guerreroEn un comunicado remitido a Efe a través de su abogado, Guerrero afirma que, como demostró en un escrito que obra en poder del Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla, en sus cuentas bancarias "no existe ni un solo ingreso llevado a cabo por una tercera persona anónima, ni de 3.000 euros ni de ninguna otra cantidad". "Lo que sí se realizaron, y así se documentó en su momento, son movimientos entre sendas cuentas que mi cliente tenía en distintas entidades bancarias", dice el abogado Fernando de Pablo en su comunicado. En la misma línea, añade que Guerrero "quiere dejar constancia de que también es incierto que concediera dos ayudas de 450.000 euros a dos empresas ficticias de uno de sus exchóferes para que luego ambos destinaran ese dinero a comprar cocaína", como afirma la juez instructora, Mercedes Alaya, en la exposición razonada que ha elevado al Tribunal Supremo por la posible imputación en el caso de los ERE de nueve aforados, entre ellos los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán. El abogado de Guerrero califica de "falsa" la afirmación de la juez Alaya de que su cliente recibió 248.400 euros en 170 ingresos de menos de 3.000 euros "para eludir la obligación de identificar". En la exposición razonada elevada al Supremo, la juez Alaya acusa además a Guerrero de haber concedido dos ayudas de 450.000 euros a dos empresas ficticias de su chófer, dinero que luego ambos, presuntamente, destinaron a comprar cocaína y parte del cual el exdirector de Trabajo recuperó mediante entregas en efectivo. La juez Alaya también asegura que el ex director general incluyó a su suegra en la póliza de SOS Cuétara y en otra posterior, por las que recibió 198.876 euros, y que tres amigos suyos se beneficiaron del ERE de FCC y CESPA con una prima total de 812.998 euros.

  • 1