lunes, 19 noviembre 2018
15:28
, última actualización
Deportes

Iriney: el reto de sustituir el alma del Betis

Es el futbolista que más faltas comete de toda la Liga en un conjunto que no suele dar muchas patadas. Cañas lo reemplazará.

el 18 feb 2012 / 21:21 h.

Iriney, en el entreno de este sábado. A la izquierda, Cañas.
El Betis viaja hoy a Zaragoza con el objetivo de reeditar la victoria y la excelente imagen que proporcionó a sus aficionados ante el Athletic. La meta, por tanto, es dar continuidad a esas buenas noticias y ya se sabe que continuidad, en fútbol, equivale a repetición de la alineación. Pepe Mel, sin embargo, no podrá encomendarse a los hombres que comenzaron el encuentro frente a los leones de Marcelo Bielsa porque pierde a uno de ellos que no es uno cualquiera: Iriney. El capitán, el alma, el motor del conjunto verdiblanco cumplirá mañana una jornada de suspensión porque ya le han mostrado diez tarjetas amarillas en lo que va de campaña, así que su entrenador tiene por delante el reto de conseguir que se note lo menos posible la baja de un futbolista tan importante. Porque la trascendencia de Iriney va más allá de lo futbolístico y alcanza lo anímico. El hispanobrasileño es quien imprime carácter a un grupo novato en Primera y ese intangible incluso puede comprobarse con datos tangibles, aunque suene contradictorio.

Iriney es el futbolista de Primera División que más faltas ha cometido esta temporada. Son 54, una más que el mallorquinista Pina, cuatro más que el atlético Gabi, el sportinguista Barral y el rayista Michu... y catorce más que el siguiente jugador del Betis en esta clasificación, Nacho (40). El dato es más relevante de lo que parece. En un conjunto al que se atribuye demasiada poca dureza (es el duodécimo de la Liga en número de faltas cometidas, 303 en total y casi 14 por jornada), encontrar al jugador más voraz del campeonato resulta casi ilógico, un contrasentido más de este extraño Betis. Pero así es. El mediocampista suple y complementa con su garra el evidente déficit de los verdiblancos en este capítulo, compensado a su vez en un superávit de calidad técnica. Pero el carácter, que no agresividad, es cosa de Iriney y en Zaragoza habrá que comprobar si su sustituto, Cañas, logra que no se le añore.

La ausencia del capitán en La Romareda resulta más llamativa porque el Betis viene de protagonizar un gran partido que deparó una estadística muy significativa: en su victoria sobre el Athletic, el conjunto de Heliópolis hizo 24 faltas, catorce más que su oponente (10). Es su récord de la temporada, tanto por número de faltas (antes lo eran las 23 que cometió en Villarreal) como por la diferencia respecto a su adversario (antes lo eran las 11 ante la Real Sociedad, 19-8). Y de esa cantidad tan grande de infracciones, 7 fueron de Iriney, otras 7 de Paulao y 6 de Beñat, que en un solo choque realizó casi un tercio de las faltas que le han pitado en todo el curso (21). La incorporación del central brasileño (nueve faltas en dos actuaciones) también se antoja importante, dicho sea de paso.

Lo que ocurrió con el Athletic rompe la línea habitual del Betis, que no es otra que hacer pocas faltas, casi siempre menos que su rival de turno. Una semana antes, por ejemplo, cometió sólo 8 faltas y el Mallorca... ¡21! Hay datos igual de sangrantes o más, como las 5 faltitas, 5, que efectuó ante Osasuna o el balance ante el Racing: 10-21. Una cosa es apostar por dar cariño a la pelota y otra no dar una patada a nadie.
Iriney se perderá su segundo partido del ejercicio. En el anterior, el Betis perdió en Pamplona (2-1), aunque en realidad no se resintió de la baja de su hombre fuerte y jugó muy bien, al menos en la segunda parte.

  • 1