martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Local

IU echa el cierre por la huelga

Los concejales y los altos cargos se suman a una huelga que apenas tendrá incidencia en los bomberos, el transporte público y el servicio de limpieza

el 07 jun 2010 / 19:04 h.

TAGS:

Las cinco delegaciones de IU en el Ayuntamiento de Sevilla echarán hoy el cierre. Los cuatro delegados han suspendido todos sus actos y todos los cargos de libre designación de la federación secundarán el paro convocado hoy contra el decreto de recortes salariales impulsado por el PSOE, su socio de Gobierno en el Consistorio. La decisión viene avalada por la dirección federal de IU. “Recortar a los trabajadores, precarizar sus condiciones de trabajo y no tocar a los grandes capitales o a las partidas presupuestarias que benefician a los poderosos no contará ni con nuestro silencio ni con nuestra complicidad”, explica el boletín del grupo municipal. Pese a esto, el Gobierno local recortará las nóminas a sus empleados en ocho millones de euros al año, lo que supondrá entre en un 10,55 y un 0,6%, según la categoría laboral.


Aunque tres de las cinco secciones sindicales con representación en el Ayuntamiento secundan este paro –CCOO, UGT y CSI-CSIF– la huelga se verá muy descafeinada en la Administración local. En los dos grandes servicios municipales, Policía y Bomberos, la movilización apenas tendrá incidencia. En el primero, porque estatutariamente no pueden; en el segundo porque aunque se han fijado unos servicios mínimos de 59 bomberos, el sindicato mayoritario, SPB, no se ha sumado a las protestas.


Tampoco en las empresas municipales habrá un recorte de prestaciones. Ni siquiera hay servicios mínimos establecidos. El comité de empresa de Tussam ha optado por no respaldar el paro ante la convicción de que los recortes salariales no se trasladarán a las empresas municipales, el mismo motivo que esgrimen los sindicatos de Lipasam, que dejan en manos de cada trabajador sumarse a una movilización que no tiene un apoyo directo del comité. En estas dos plantillas únicamente está prevista una concentración a las puertas de las cocheras de la empresa de transportes.


El impacto de la huelga se percibirá sobre todo en servicios como limpieza, parques y jardines, Bienestar Social y el cementerio. Ayer se fijaron precisamente los servicios mínimos en una reunión entre la Delegación de Recursos Humanos y las secciones sindicales. El dispositivo será similar al de la huelga de 2003: sólo quedarán cinco personas en Bienestar, dos turnos de cinco trabajadores en limpieza de edificios, nueve personas en el cementerio, tres en la estación de autobuses y un conductor por grupo político. En los distritos no está previsto un equipo mínimo para que puedan abrir sus puertas.

  • 1