lunes, 18 febrero 2019
11:36
, última actualización
Local

La ANP y Tel Aviv retoman el diálogo tras la masacre de 2009

El debate ha sido indirecto desde la operación militar ‘Plomo Fundido'.

el 05 jul 2010 / 20:20 h.

TAGS:

El primer ministro de la ANP, Salam Fayad (d), saluda al ministro israelí Ehud Barak.

El primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Salam Fayad, y el titular israelí de Defensa, Ehud Barak, se reunieron ayer en Jerusalén en el primer encuentro del más alto nivel entre ambas partes en año y medio después de la operación Plomo Fundido que costó la vida a más de 1.400 palestinos, la mayoría de ellos civiles.


La entrevista tuvo lugar a primera hora de la tarde en un hotel de la parte occidental de la ciudad, y en ella ambos líderes abordaron cuestiones relacionadas con la seguridad, la economía y la coordinación en varios niveles.


"En el transcurso de la reunión se analizó la actividad de las fuerzas policiales de la ANP para preparar los pasos fronterizos en Gaza con el fin de ampliar el abastecimiento de productos de uso civil a ese territorio, según la decisión del Gobierno israelí", explicaba ayer un comunicado del Ministerio de Defensa de Israel.


Ambos dirigentes también trataron la "coordinación en proyectos conjuntos", así como la continuación de la cooperación en materia de seguridad y asuntos económicos en la Cisjordania ocupada por Israel. "Al final de la reunión acordaron que sus respectivas oficinas mantendrán el contacto directo a fin de incrementar la coordinación y respuesta a asuntos que requieran un tratamiento directo y rápido entre las partes", concluyó el comunicado de Tel Aviv.


Por su parte, la oficina de Fayad afirmó en un escueto comunicado que en la reunión se estudiaron asuntos relacionados con los intentos de poner fin al bloqueo de la franja de Gaza, la situación de miembros del Consejo Legislativo Palestino (Parlamento) de Jerusalén y otras "cuestiones que sirven al interés de los dos pueblos". El primer ministro de la ANP abordó la reciente decisión de Israel de expulsar a cuatro diputados del grupo islamista Hamás oriundos de Jerusalén, en medio de la preocupación de la población palestina de la ciudad por sus derechos como resientes.


El de ayer es el primer encuentro oficial de dirigentes palestinos e israelíes desde que Israel lanzó una ofensiva militar en la franja de Gaza entre diciembre de 2008 y enero de 2009, que dejó 1.400 palestinos muertos (en su mayoría civiles), y supuso la estocada al anterior proceso de paz directo, conocido como de Annapolis, en el que las partes se encontraban embarcadas desde un año antes. Desde entonces, el diálogo para buscar una solución al conflicto de Oriente Próximo sólo se ha podido reanudar de forma indirecta con la mediación de Washington, un proceso que se inició en mayo pasado y tiene un plazo previsto de duración de cuatro meses.

  • 1