lunes, 22 abril 2019
19:29
, última actualización
Local

La Audiencia confirma que quemar fotos del Rey es injuriar a la Corona

Quemar fotografías de los Reyes es un delito de injurias a la Corona. Así lo ratificó el jueves la Audiencia. Por eso, los independentistas catalanes Jaume Roura y Enric Stern, que cometieron dicho delito en 2007, tendrán que pagar una multa de 2.700 euros. La semana pasada, la Fiscalía calificó el mismo acto sólo como un delito de desórdenes públicos. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 17:59 h.

TAGS:

Quemar fotografías de los Reyes es un delito de injurias a la Corona. Así lo ratificó el jueves la Audiencia. Por eso, los independentistas catalanes Jaume Roura y Enric Stern, que cometieron dicho delito en 2007, tendrán que pagar una multa de 2.700 euros. La semana pasada, la Fiscalía calificó el mismo acto sólo como un delito de desórdenes públicos.

El Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, al que asistieron 16 de sus 18 magistrados, adoptó esta decisión por diez votos a favor y seis en contra en una reunión en la que revisaron el recurso de apelación contra la sentencia condenatoria que dictó el Juzgado Central de lo Penal.

Seis de los magistrados mostraron durante la reunión su disposición a absolver a los dos jóvenes independentistas al estimar que su actuación está amparada en el derecho a la libertad de expresión, a lo que se opusieron los otros diez jueces, que por mayoría ratificaron que estos hechos eran constitutivos de un delito de injurias a la Corona.

En un principio el ponente de esta sentencia, de la que ayer sólo se conoció el fallo, iba a ser el presidente de la sección tercera, Alfonso Guevara, pero al haber votado en contra, la ponencia pasó a manos del presidente de la Sala de lo Penal, Javier Gómez Bermúdez, por lo que Guevara emitirá un voto particular.

Esta decisión se produce después de que la pasada semana el juez central de lo Penal de la Audiencia Nacional, José María Vázquez Honrubia, absolviera a 16 jóvenes que quemaron fotos de los Reyes, tras haber modificado el fiscal su acusación de un delito de injurias a la Corona a una falta de desórdenes públicos.

A juicio de la Fiscalía, esta quema, que se produjo una semana después de la de Roura y Stern, sólo fue constitutiva de un delito de desórdenes públicos porque con ello no pretendían injuriar a la Corona sino que lo hicieron en solidaridad por el enjuiciamiento de esos dos jóvenes independentistas. Otra diferencia que vio la Fiscalía es que Roura y Stern quemaron un retrato de los Reyes de grandes dimensiones durante una visita del monarca a Girona, el 13 de septiembre de 2007, mientras que los otros 16 quemaron pequeños recortes de prensa.

Por su parte, Honrubia criticó ayer que "no es de recibo" el cambio de criterio que llevó a la Fiscalía a rebajar su petición de pena. "Si era falta, entonces y no ahora, debió solicitar el Ministerio Fiscal su enjuiciamiento por el juzgado territorial correspondiente, pues esta Audiencia Nacional ni por razón de la materia ni de la infracción es competente para su enjuiciamiento y fallo", recordó el juez.

En este sentido, la Fiscalía general del Estado y en concreto su máximo responsable, Cándido Conde-Pumpido, estudia una queja presentada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional en contra de los "pronunciamientos inadecuados" que profirió Honrubia, quien ya la semana pasada, al absolver a los jóvenes, reprochó públicamente al fiscal Luis Barroso haber reducido a una falta de desórdenes la quema de las fotos. Conde-Pumpido, concretó que son manifiestamente diferentes los casos de Stern y Roura y el caso de los 16 jóvenes absueltos después.

  • 1