Local

La capilla de la Trinidad de Utrera reabre por Navidad

La iglesia se cerró en primavera de 2008 por el desprendimiento de la bóveda

el 23 oct 2011 / 18:57 h.

TAGS:

Los andamios siguen decorando la capilla de la Trinidad.

Los trabajos de rehabilitación de la capilla de la Trinidad siguen su curso. Y todo ello para que la iglesia de la calle Cristo de los Afligidos -conocida de forma popular como la calle La Fuente- pueda reabrir antes de terminar el año. "Nuestra intención es que todo esté listo para Navidad", comentó el hermano mayor de la cofradía, Luis Pérez Estévez.


Desde que cerrara sus puertas en la primavera de 2008, por desprendimientos en su bóveda, la capilla se ha llenado de andamios
y operarios para intentarle devolver la normalidad. En la última fase de los trabajos, las paredes interiores y la espadaña son los focos de actuación.


Sobre los muros, "queda el enfoscado situado a la izquierda, y el pintado de ambos". A ello se unirá la colocación "de azulejos de Mensaque, que fueron donados en la zona del altar", así como la "restauración de las pinturas, que también hay en las paredes del altar", señaló Pérez Estévez.


La hermandad también tiene previsto acometer la rehabilitación del retablo en el que se sitúa la Virgen de los Desamparados, cuyo coste sufraga un devoto, a lo que la cofradía espera poder sumar el que preside el Cristo de los Afligidos. Los trabajos están a cargo del artista local Sebastián Martínez Zaya que ha restaurado la imagen del crucificado.


Ya en el exterior del edificio, el proyecto de la corporación religiosa contempla actuar sobre la espadaña, que "se encontraba en muy malas condiciones", y que ya luce restaurada, aclaró el hermano mayor. Así, los trabajos se han centrado en dicho elemento, mientras que queda pendiente el pequeño tejado situado a sus pies. Por último, la balaustrada que remata el coro de la capilla será retirada para sustituirla por una barandilla de hierro o madera.


La rehabilitación del templo no llegará a su fin con estos trabajos. Aún quedará el arreglo del propio coro, además del suelo de la iglesia, la fachada y la casa anexa a la capilla. "Esto lo deberá asumir la próxima junta de gobierno, ya que esperamos celebrar elecciones tras la Semana Santa, después de pedir dos prórrogas al Arzobispado para poder acabar la obra y no dejar nada pendiente a la nuevo junta", manifestó.


Cuando el proyecto finalice, antes de que acabe 2011, el regidor de la cofradía trinitaria tiene previsto celebrar un acto para reinaugurar y bendecir el templo. Será entonces cuando puedan regresar a la iglesia las imágenes de la entidad religiosa, que permanecen en un recinto anexo al templo. Con ello se pondrá fin a la situación de temporalidad de una hermandad que, en los últimos tres años, ha iniciado sus estaciones penitenciales desde la basílica de María Auxiliadora.

  • 1