sábado, 20 abril 2019
02:26
, última actualización
Cultura

La Caridad trae a Sevilla 'Los desastres de Goya'

Testigo directo de su época y uno de los primeros reporteros gráficos de guerra, la exhibición de Los desastres de Goya es una forma inmejorable de conmemorar el bicentenario de la Guerra de la Independencia en España. Foto: Gregorio Barrera

el 15 sep 2009 / 21:31 h.

Testigo directo de su época y uno de los primeros reporteros gráficos de guerra, la exhibición de Los desastres de Goya es una forma inmejorable de conmemorar el bicentenario de la Guerra de la Independencia en España. Expuestos en el hospital de la Santa Caridad, el visitante comprueba que el mundo apenas ha cambiado.

Quizás puedan ser consideradas las primeras crónicas visuales de una guerra, la que enfrentó a los españoles con las tropas napoleónicas en la Guerra de la Independiencia (1808-1814). Francisco de Goya abordó las consecuencias de esta contienda con toda su crudeza en la celebérrima serie de grabados Los desastres de la guerra, que constituyen una reflexión del artista sobre la violencia, la muerte y la miseria, "una realidad que aún hoy sigue vigente en algunos lugares desgraciadamente". Así lo explicó ayer en Sevilla José Javier Pomar, encargado de la Obra Social de la entidad financiera Ibercaja que, gracias a un acuerdo con la hermandad de la Caridad, muestra en la capital hispalense la primera edición que se realizó de esta serie, que consta de 80 grabados.

"La exposición ofrece una visión de los extremos que puede llegar a alcanzar el hombre, algo que no ha cambiado mucho hoy", insistió Pomar, que destacó también el carácter del artista, adelantado a los reporteros gráficos de guerra del siglo XX con esta serie de imágenes.

El artista aragonés realizó los grabados en plena contienda, en los que transmitió las experiencias que él mismo vivió durante el enfrentamiento bélico entre las tropas francesas invasoras, enviadas por Napoleón Bonaparte y los patriotas españoles que se opusieron. Sin embargo, los grabados no salieron a la luz hasta el año 1863 -año del que datan los expuestos en la capital hispalense-cuando el pintor ya había fallecido.

En realidad, en vida de Goya sólo se imprimieron dos juegos completos de los grabados, uno de ellos regalado a su amigo y crítico de arte Ceán Bermúdez, pero permanecieron inéditos. La primera edición apareció, pues, en 1863, publicada por iniciativa de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, que constó, como se observa en la exposición, de 80 grabados. Siguieron otras en 1892, 1903 y 1906, ya con 82 piezas, puesto que se descubrieron dos planchas más con posterioridad a la primera edición.

La cohesión temática de Los desastres de la Guerra, en la que no se aprecian discontinuidades temporales entre los asuntos de sus tres partes, vendría a confirmarlo. Estas son: Una primera parte (estampas 1 a 47), con estampas centradas en la guerra; la segunda (estampas 48 a 64), centrada en el hambre, bien sea consecuencia de los Sitios de Zaragoza de 1808 o de la carestía de Madrid entre 1811 y 1812. Finalmente, la tercera parte lleva por título Caprichos enfáticos (estampas 65 a 80), que se refiere al periodo absolutista tras el regreso de Fernando VII. En esta sección abunda la crítica sociopolítica y el uso de la alegoría mediante animales.

En la sala anexa a la exposición y como complemento a ésta, se ha habilitado un espacio en el que se muestran los útiles de grabado que se usaban en la época así como el sistema de creación de planchas. La muestra permanecerá expuesta en La Caridad hasta el 28 de febrero.

  • 1