domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización

La carretera de madera de Villamanrique de la Condesa sale restaurada tras tres años

La carreta de la Primera Hermandad del Rocío, obra de José Cabello, realizó ayer una salida extraordinaria que la condujo hasta la casa-museo 'Camino del Rocío'.

el 16 may 2014 / 23:52 h.

La carreta de madera volvió a recorrer las calles de Villmanrique. / A.Poveda La carreta de madera volvió a recorrer las calles de Villmanrique. / A.Poveda

Llevaban desde 2005 esperando a que la carreta de madera de la Primera Hermandad del Rocío volviera a recorrer las calles de Villamanrique de la Condesa como cuando lo hacía cada Pentecostés hacia la aldea de El Rocío, una salida extraordinaria aquella motivada por la lengua azul impidió que los bueyes peregrinasen ese año. Después de que hace tres años descubrieran que estaba apolillada, la hermandad se vio en la obligación de restaurar la obra que en 1932 talló el ebanista manriqueño José Cabello. Ayer esta carreta recorrió las calles de la Villa que da paso a Doñana para que el párroco, Juan Jesús Romero la bendijera a las puertas de la Parroquia Santa María Magdalena, después de que el carretero de promesa mostrara su dominio de los bueyes al subir los siete escalones que en su día le dieron el privilegio a esta localidad de contar con el título de Fiesta de Interés Turístico Nacional cuando las carretas que se dirigen a rendirle honores a la Blanca Paloma pasan por Villamanrique.

La carreta de madera, que en plena II República costeó el por entonces hermano mayor Antonio Velázquez, está tallada en madera y pintada en blanco y oro. Una obra que, restaurada por el también manriqueño Antonio Espinar, volvió a contemplar el pueblo de Villamanrique y la hija de su autor Cristobalina Cabello, quien a sus 90 años volvió a ver el simpecado de la Primera Hermandad del Rocío portado en la carreta de su padre.

Antes de la salida, el presidente de la hermandad, Juan Márquez, vaticinaba la ilusión con la que los manriqueños volverían a contemplar la carreta, que en 1972 fue remplazada por una de plata. No se equivocó. Ahora se expondrá en la casa-museo ‘Camino del Rocío’.

  • 1