martes, 15 enero 2019
15:03
, última actualización
Local

Sevilla suspende en movilidad

Un informe del CESS reprocha la necesidad de un plan municipal para el transporte. Insta a concluir la red de Metro y el puente de la torre Pelli, y cuestiona la zona azul y el carril bici

el 14 oct 2014 / 12:00 h.

TAGS:

La movilidad sigue siendo la asignatura pendiente de Sevilla. Es la principal conclusión que se extrae del informe elaborado por el Consejo Económico y Social (CESS), órgano consultivo del Ayuntamiento en el que están representado los partidos, los sindicatos y la patronal. El Metro, la zona azul o la red de carril bici se presentan como los puntos negros del actual mapa de la movilidad sevillana. movilidad-metroEl dictamen sobre Movilidad Sostenible en la Ciudad de Sevilla de la CESS incide en la necesidad «vital» de completar la red de Metro con la construcción de las restantes líneas paralizadas sine die por la Junta de Andalucía con la llegada de la crisis. Según datos oficiales, Sevilla presta un servicio «muy alejado» de las cifras en las que se mueve el resto de ciudades. La capital andaluza es la última en todas las clasificaciones: en número de líneas, de estaciones y en la relación entre número de habitantes y kilómetros de vía. Así, por cada mil metros de trazado del suburbano, en la capital andaluza hay 110.956 personas, mientras que en Valencia, cuya demografía es muy similar, hay 16.086 habitantes por kilómetro. En el borrador del documento, este organismo sostiene que «la realización de las líneas de metro que ya en su día la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla evaluaron como «muy necesarias», sería duda «un elemento fundamental para la mejora de la movilidad en el Casco Antiguo, pero también para el transporte desde los barrios periféricos al Centro». Es por ello y dado el tiempo que transcurrirá hasta la ejecución completa del Metro, se insiste en que «es urgente actuar y poner en marcha diversas actuaciones que mejoren la movilidad de los ciudadanos» para paliar la actual situación de atasco y uso desmedido del coche privado. En este contexto, el CESS echa en falta un modelo municipal de movilidad «que hay que empezar por definir desde un proceso participativo». Al debate aporta algunas ideas, como que hay que «incentivar y promover el transporte colectivo desde las diferentes zonas hasta la capital». También se pronuncia en contra del veto de la Comisión de Patrimonio (Junta de Andalucía) a la construcción de un nuevo puente sobre el río para solucionar el tráfico que generará la torre Pelli. Recuerda el CESS que «existe un informe del Defensor del Pueblo Andaluz según el cual son infraestructuras clave para resolver el impacto de dicho edificio las líneas dos y cuatro del metro, la plataforma reservada para el transporte público que proyectaba el Consorcio Metropolitano de Transportes y la ampliación de la red de trenes de Cercanías hasta el edificio de Torretriana». Otro de los aspectos que critica el dictamen es la reciente implantación de la zona azul Bami, Macarena y Nervión. Los componentes de la mesa de trabajo advierten «de la gravedad del tema en tanto en cuanto afecta a colectivos de trabajadores, de estudiantes y de usuarios de centros sanitarios y familiares que tienen que pagar por una zona regulada en superficie sin posibilidad de usar los servicios de transportes colectivos adecuados». Dentro del debate ciudadano creado en sectores como Bami o Nervión, donde se han constituido plataformas en contra de este sistema de estacionamiento regulado, el informe del CESS reitera que «la zona azul no puede ser la solución a otros problemas como la presencia de gorrillas», caso de Bami, y concluyen que se trata de una acción «que no deja de ser más que una medida recaudatoria». Sobre la red de carril bici, alerta de que «es necesario que se revise y se solucionen problemas, como la señalización de los cruces, especialmente en las zonas próximas a las paradas de autobuses».

  • 1