martes, 19 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

La ciudadanía redescubre el valor comercial de la nueva calle Asunción

La peatonalización de la calle Asunción ha consolidado un paisaje en el que los peatones han ganado la partida a los vehículos. Los comerciantes, principales beneficiados, han visto cómo tras meses de obras ha llegado su recompensa

el 17 feb 2011 / 19:23 h.

TAGS:

Las obras de peatonalización en Asunción han revalorizado los comercios instalados en ella

El barrio de Los Remedios es des-de hace varias décadas una de las zonas más comerciales y turísticas de la ciudad. Su papel, clave en muchas ocasiones para el conjunto de Sevilla, obligaba a que este distrito fuera uno de los primeros en experimentar en sus calles las mejoras que estaban cambiando la ciudad. Tocaba sumar a Los Remedios a la Sevilla del cambio y la peatonalización de una de sus calles más emblemáticas fue el primer paso para mejorar la calidad de vida de sus miles de ciudadanos.

La calle Asunción sería el eje llamado a articular las actuaciones en este distrito, ya aquejado por las deficiencias que el paso del tiempo estaba provocando en algunas de sus calles. Un mal del que tenía buena parte de responsabilidad la saturación de tráfico que soportaba en sus arterias principales: Asunción, República Argentina y Virgen de Luján. Ante esto, y con la vista puesta en la mejora completa del barrio y sus calles más emblemáticas, se apostó por unir a Asunción al modelo de ciudad peatonal que había tenido en el Casco Histórico su inicio, y que tantos beneficios estaba reportando a la ciudad, tanto en materia económica como turística y ciudadana.

No fue fácil convencer a vecinos y comerciantes de la idoneidad de unos trabajos que estaban llamados a sumar a la vía al proceso peatonalizador en el que estaba inmersa la ciudad. Las obras se convirtieron entonces en el principal escollo entre los ciudadanos y las instituciones municipales que, a pesar de ello, prosiguieron con la ejecución de un proyecto que debía cambiar la fisonomía de una de las principales calles comerciales de la ciudad.

Pero cuando en abril de 2010 se inauguraron las obras de peatonalización en Asunción -con presencia de la banda de música de Las Cigarreras incluida- la opinión de los vecinos cambió radicalmente. No fue para menos. Todo lo que antes era polución, ruido ensordecedor, doble fila y aceras pequeñas, desapareció. En su lugar floreció una nueva vía, más limpia, sostenible y social, que rápidamente fue tomada por ciudadanos de todos los puntos de la ciudad y hasta del Aljarafe, que hacían uso de sus grandes espacios peatonales para potenciar el comercio.

Todos salieron ganando: vecinos, sevillanos de otras zonas, comerciantes y turistas. Con la peatonalización de Asunción, Sevilla sumaba otro nuevo espacio peatonal en el que se le ganaba la partida al tráfico privado. Aunque si ha existido un sector poblacional beneficiado por este proceso, ése ha sido el de los más pequeños. Desde abril del pasado año los niños tienen un espacio libre de humos y vehículos en el que poder jugar en la calle y eso, en medio de una sociedad masificada, es un privilegio al alcance de muy pocos.

La intervención en la calle permitió la revisión de las redes de abastecimiento, renovando infraestructuras, pavimentación y alumbrado público. Unas mejoras que cambiaron la imagen de esta calle y la de sus vías transversales, sobre las que no se intervenía desde la década de los años 60, al menos con este nivel de profundización. Los trabajos, amparados en el convencimiento municipal de que revitalizarían la zona, contaron con un presupuesto de unos seis millones de euros.

SOSTENIBILIDAD. Las obras de peatonalización en Asunción no sólo cambiaron por completo la fisonomía de la calle, sino que además permitieron su adaptación a los nuevos tiempos, apostando por la sostenibilidad. La recogida de residuos fue uno de los frentes sobre los que se actuó. De este modo, y en la búsqueda de innovaciones, se colocaron una docena de contenedores soterrados, repartidos en seis puntos estratégicos, que mejoraron la limpieza y la imagen exterior del anterior sistema de recogida de basuras. El nuevo método se articula a través de unas bocas que llevan los residuos hasta los subterráneos, facilitando así un proceso de recogida más limpio y sostenible. Un sistema con el que la nueva calle Asunción ha logrado avanzar en cuanto a la eficacia y la calidad medioambiental.

  • 1