Local

La dimisión de dos ediles del PSOE abre otra brecha en el Gobierno de Alcalá

El Consistorio dice que se van por la situación actual y causas laborales. Uno de ellos fue expedientado por el partido al no acudir a un pleno

el 02 ago 2013 / 21:09 h.

TAGS:

Antonio Gutiérrez Limones, alcalde de Alcalá de Guadaíra. Antonio Gutiérrez Limones, alcalde de Alcalá de Guadaíra. Dos concejales socialistas renuncian a su acta de concejal y abren una nueva brecha en el equipo de Gobierno capitaneado por Antonio Gutiérrez Limones. Los ediles de Turismo y Educación José Manuel Rodríguez y Ana Belén González Pérez, respectivamente, renunciaron ayer a sus responsabilidades de Gobierno y a sus actas de concejal, según informaron a Europa Press fuentes municipales. Estas marchas suceden después de que a comienzos del pasado mes de junio la concejal socialista Laura Ballesteros decidiese transformarse en edil no adscrita, lo que para el Gobierno de Gutiérrez Limones supuso la pérdida de la mayoría absoluta en el pleno corporativo. Esta crisis surgió en mayo cuando la agrupación socialista de Alcalá de Guadaíra incoó expedientes informativos a Ballesteros, entonces responsable del área de Patrimonio; y a José Manuel Rodríguez por no asistir al pleno ordinario del 19 de abril. Como consecuencia de estas ausencias, que motivaron un empate a concejales entre el Gobierno municipal socialista y las fuerzas de oposición, el alcalde se vio obligado a recurrir por primera vez a su voto de calidad para hacer prosperar sus propuestas. Posteriormente, Ballesteros entregó un escrito en el Ayuntamiento solicitando su declaración como concejal no adscrita, pues en paralelo había solicitado su baja en el PSOE. Gracias a un proceso de mediación, en el que actuó incluso la cúpula provincial del PSOE, Ballesteros retiró el mencionado escrito. Pero semanas después pedía de nuevo, y esta vez de forma definitiva, su baja en el PSOE y solicitaba al Ayuntamiento su declaración como concejal no adscrita, extremo que finalmente fue consumado dejando al Gobierno de Gutiérrez Limones en una situación de minoría frente a las fuerzas de oposición: PP, PA, IU-CA y la propia Ballesteros. Todo apunta a que la marcha de José Manuel Rodríguez, al que en la última remodelación de Gobierno se le dio más responsabilidad al ponerle al frente de Medio Ambiente y mantenerle en el área de Turismo, y de Ana Belén González se puede deber a que las relaciones que mantienen con el regidor no son muy satisfactorias. No obstante, el Consistorio en un comunicado aseguró que Rodríguez dejaba el Ayuntamiento por motivos laborales mientras que González aludía a que se está en el ecuador del mandato y en un mes de calma política y laboral, “para que dé margen a realizar las reorganizaciones que se estimen pertinentes antes de que comience el nuevo curso y el Gobierno de la ciudad no se vea afectado por mi marcha”, según la nota de prensa. El Ayuntamiento aclaró ayer que la renuncia se hará efectiva el martes en un pleno extraordinario y que estos dos ediles seguirán vinculados al actual Gobierno local, “formando parte de la fundación Alcalá Innova y de la sociedad municipal Innovar en Alcalá”. Esta situación que se vive en el seno del equipo de Gobierno fue ayer duramente criticada por la oposición. El PP señaló que las dos dimisiones demuestran que el regidor ha perdido el control y que no representa al PSOE de Alcalá. “Es una consecuencia lógica de la falta de proyecto y de liderazgo de Gutiérrez Limones”, remarcó la portavoz popular, María del Carmen Rodríguez Hornillo. IU fue más allá y reclamó la dimisión del alcalde. La formación de izquierdas aseguró que esta situación se veía venir por la deriva idelológica del PSOE con la gestión de Gutiérrez Limones. Finalmente, el PA culpó de las marchas al autoritarismo del alcalde, “que sólo se preocupa de su futuro político”.

  • 1