lunes, 27 mayo 2019
01:04
, última actualización
Economía

La economía caerá el 1,6% este año y el déficit público llegará al 5,8%

La economía española se contraerá en 2009 por primera vez en dieciséis años, al caer un 1,6 por ciento, y la crisis hará que en este ejercicio las cuentas públicas incurran en un déficit del 5,8 por ciento del PIB, según las previsiones aprobadas hoy por el Gobierno.

el 15 sep 2009 / 21:16 h.

La economía española se contraerá en 2009 por primera vez en dieciséis años, al caer un 1,6 por ciento, y la crisis hará que en este ejercicio las cuentas públicas incurran en un déficit del 5,8 por ciento del PIB, según las previsiones aprobadas hoy por el Gobierno.

Este año, el empleo caerá el 3,6 por ciento y se alcanzará una tasa de paro del 15,9 por ciento de la población activa, mientras que la demanda interna -consumo e inversión- bajará el 3,2 por ciento.

El Gobierno, que cree que 2008 cerró con un avance económico del 1,2 por ciento y un déficit del 3,4 por ciento del PIB, calcula que España volverá a la senda de crecimiento en 2010, con una tasa del 1,2 por ciento, año en que volverá a crecer el empleo (0,2 por ciento), aunque aún se registrará un déficit público del 4,8 por ciento del PIB.

Para 2011, el Ejecutivo espera que la economía crezca ya el 2,6 por ciento y el empleo un 1,4 por ciento, aunque cree que seguirá habiendo déficit en las cuentas públicas, del 3,9 por ciento del PIB, según la revisión del Programa de Estabilidad 2008-2011 aprobada hoy por el Consejo de Ministros.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, advirtió en la rueda de prensa posterior a la reunión de que este año "vamos a vivir los momentos más difíciles de la crisis" económica, aunque insistió en defender las medidas aprobadas por el Ejecutivo para superar esta situación "cuanto antes".

Añadió que a finales de este año la economía iniciará su recuperación para volver a crecer en 2010 y registrar ya un avance "vigoroso" en 2011.

Según las nuevas previsiones económicas, la demanda interna sólo avanzó el 0,7 por ciento en 2008 y este año registrará un fuerte bajada, del 3,2 por ciento.

Esto será debido a que la inversión registrará una fuerte contracción, del 9,3 por ciento, y también descenderá el consumo privado, el 1,5 por ciento, lo que no podrá compensarse con el aumento previsto del gasto de las Administraciones Públicas (2,1 por ciento)

Mientras, el sector exterior, que ya aportó seis décimas a la mejora del PIB el año pasado, tendrá una aportación positiva de 1,6 puntos, que no serán suficientes para evitar la contracción económica.

El Gobierno destaca en este sentido que la mejora del sector exterior permitirá reducir notablemente el déficit por cuenta corriente.

Otro dato positivo será el de la productividad, que crecerá el 2 por ciento este año, después de haber mejorado el 1,6 por ciento en 2008.

Las proyecciones presupuestarias hechas por el Gobierno se adaptan también al fuerte deterioro de la economía.

Así, el Ejecutivo admite que el año pasado cerró con un déficit del conjunto de las administraciones públicas -Central, autonómicas, locales y Seguridad Social- equivalente al 3,4 por ciento del PIB, mientras que este año el saldo negativo será mucho mayor, del 5,8 por ciento.

El déficit público del 2008 se debió a un saldo negativo del Estado del 2,7 por ciento del PIB, del 1 por ciento en el caso de las comunidades autónomas y del 0,5 por ciento en el de los ayuntamientos, lo que no pudo ser compensado con el superávit de la Seguridad Social, de sólo el 0,8 por ciento.

Para este año, las previsiones son mucho peores: el Estado registrará un déficit del 4,7 por ciento del PIB, las comunidades autónomas mejorarán su saldo negativo una décima hasta el 0,9 por ciento y los ayuntamientos también lo reducirán hasta el 0,4 por ciento, mientras que el superávit de la Seguridad Social sólo será de dos décimas del PIB.

En 2010, el Estado seguirá soportando un saldo negativo, del 4,1 por ciento, las comunidades del 0,8 por ciento y los ayuntamientos del 0,3 por ciento, mientras que el superávit de la Seguridad Social se incrementará dos décimas, hasta el 0,4 por ciento.

El último año de este programa, 2011, será más favorable en lo que a las cuentas se refiere, aunque aún con un déficit del Estado del 3,7 por ciento del PIB, del 0,5 por ciento en el caso de las comunidades y de dos décimas en los ayuntamientos, mientras que el saldo positivo de la Seguridad Social será del 0,5 por ciento.

  • 1