sábado, 23 marzo 2019
14:36
, última actualización
Cultura

La ‘esquizofrenia’ artística de los 70 lleva al CAAC la figuración madrileña

La muestra reúne obras de Chema Cobo, Pérez Villalta, Carlos Alcolea o Manolo Quejido

el 20 ene 2010 / 20:54 h.

Guillermo Pérez Villalta (izqda.) y José Luis Bola Barrionuevo asistieron ayer a la presentación de la exposición.Ambos posan frente a la obra del primero ‘Grupo de personas en un atrio o alegoría del arte y de la vida o del presente y del futuro’.
En la etapa final del franquismo, en los años que van de 1970 a 1985, un grupo de creadores españoles -entre ellos varios andaluces- iniciaron en Madrid un retorno a la pintura figurativa, toda una osadía artística en medio de un escenario internacional marcado por las tendencias rupturistas, más volcadas en el conceptualismo que el la pintura clásica.

 

Carlos Alcolea, Chema Cobo, Carlos Franco, Herminio Molero, Sigfrido Martín Begué, Guillermo Pérez Villalta, Luis Pérez Mínguez, Rafael Pérez Mínguez, Manolo Quejido, José Luis Bola Barrionuevo y Javier Utray, junto a referentes como Luis Gordillo, fueron algunos de los protagonistas de aquella corriente, que fue denominada esquizos por el grupo artístico catalán Trama, en alusión a la figura metafórica del esquizo, al mezclar estos todas las parcelas del conocimiento.

Hoy llega al Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) la primera gran muestra retrospectiva que se ha realizado en España sobre este movimiendo, producida por el Museo Reina Sofía, que exhibirá 140 obras hasta el próximo 16 de mayo.
Los esquizos de Madrid.

Figuración madrileña de los 70 aborda el complejo ambiente vital y cultural de ese Madrid que comenzaba a vislumbrar la democracia y que pretendía imponer el color a la España en blanco y negro que les tocaba vivir, con una lucha que consistía en ignorar que existiese una dictadura. La escena artística nacional había cambiado y diversas galerías de la capital abrazaban la singularidad de la propuesta de estos creadores, que surgía de la síntesis de múltiples y aparentemente contradictorios estímulos. Admiraban tanto a Dalí y De Chirico como a David Hockney, Frank Stella o Alex Katz, al tiempo que se sentían atraídos por el cine de Stanley Kubrick o Walt Disney, la música de David Bowie o Brian Ferry y las lecturas de Raymond Roussel y la Internacional Situacionista.

Precisamente, de estas galerías han salido muchas de las obras que ahora se pueden disfrutar en el CAAC, así como de la colección catalana de Josep Suñol.

Con motivo de la exposición se ha editado un catálogo con textos de los comisarios, María Escribano, Iván López Munuera y Juan Pablo Wert, así como de Juan Manuel Bonet, Ángel González García, Ignacio López de Liaño o Fernando Huici. Además, se añade una cronología ilustrada de (1970-1985), una entrevista realizada a Juan Antonio Aguirre y una antología de textos escritos a lo largo de los años por distintos autores.

Además, el centro ha organizado visitas guiadas por el artista Chema Cobo y por el crítico Mariano Navarro para los días 10 y 24 de febrero, respectivamente.

  • 1