jueves, 13 diciembre 2018
15:25
, última actualización
Local

La Fiscalía pide ahora la libre absolución del juez Serrano

El Ministerio Público mantiene que, aunque su actuación fue imprudente, no llega a ser delito.

el 05 oct 2011 / 08:55 h.

TAGS:

Finalmente, tras tres días de juicio la Fiscalía cambió ayer su criterio y de pedir diez años de inhabilitación para el juez de Familia Francisco Serrano pasó a solicitar su libre absolución. El fiscal venía solicitando hasta ahora la condena para el magistrado por un delito de prevaricación procesal, sentándolo en el banquillo por ampliar el turno de custodia de un menor para garantizar su salida en una cofradía de la Madrugá, sin notificárselo a su madre.

Según consideró el fiscal en la última sesión del juicio, que se celebra desde el lunes en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el juez dictó su resolución de una manera "imprudente o negligente" aunque no "dolosa", ya que no existen pruebas de que cometiera el delito por el que está acusado. Para la Fiscalía, el magistrado "debía y podía" haber realizado determinadas pruebas, que "obvió sin la suficiente consistencia", antes de decidir la prórroga de la custodia en un día y medio para el padre del niño, de 11 años, como, por ejemplo, la audiencia a un fiscal, a la madre, e incluso al padre.

Así, según su criterio, en este asunto "existen dudas razonables" acerca de los indicios de criminalidad de la actuación del juez, del que "no se ha podido acreditar que actuara en connivencia con nadie" ni que dictase la resolución más allá de la frontera de la justicia. El Ministerio Público reconoció sin embargo que el magistrado actuó llevado por una "urgencia" mal entendida y, si bien el auto que dictó no puede considerarse injusto o ilegal, en la atribución de la competencia del caso o el reparto del proceso, sí quizás podría entenderse como "sobredimensionado o excesivo", porque los intereses en juego "no han sido ponderados adecuadamente". Según el fiscal, "de ninguna prueba practicada resulta que el juez estuviera en connivencia con algún letrado", y tampoco ha quedado acreditado que se moviera "por otros intereses espurios", aunque sí le reprochó que no pidiera el email en el que la madre supuestamente se oponía a la salida del niño en la cofradía. Es "requisito" de la "prudencia", dijo.

elucubraciones. Por su parte, el abogado de Serrano defendió su decencia y la del juez y señaló que verse sometido a este proceso "ha sido muy duro para él". Según mantuvo, el juicio nunca debió llegar a celebrarse. "Nunca debimos venir aquí", sostuvo el letrado, para quien las "sospechas" o las "elucubraciones" no son "lo suficientemente fuertes".

De hecho, ha pedido una sentencia absolutoria no "por las dudas" apuntadas por el fiscal, sino porque el principio de presunción de inocencia, a su juicio, "no ha sido desvirtuado". "No ha habido prueba, ni directa ni indirecta, capaz de desvirtuar esa presunción de inocencia y esas sospechas manipuladas han quedado disipadas", señaló.

Por último, Serrano en su derecho a la última palabra recordó que "desde 1990 he procurado ser fiel y cumplir los principios que juré, de independencia, de imparcialidad, y de sometimiento al imperio de la ley".

 "No tiene ni idea de lo que es que te quiten a tus hijos"

El letrado de la acusaiónparticular sí mantuvo ayer los 20 años de inhabilitación para el juez, ya que su resolución "fue injusta y dolosa", y fruto de que "estaba todo cocinado" con su "amigo y socio", el propio abogado del padre del menor, que había sido letrado del juez. Además advirtió de que esta situación puede ocurrirle a cualquiera y "de la noche a la mañana se puede encontrar sin su hijo, que ha sido arrebatado por quien lo tiene que proteger y tutelar, que es la justicia". El letrado, que fue expulsado de la sala llegó a acusar de "no tener decencia" y de estar "fuera de la ley desde hace años" a Serrano y ya ha adelantado que recurrirá si no es condenado. El juez Serrano "no tiene ni idea de lo que es sentir la angustia de que te quiten a tus hijos", como según dijo le pasó a él mismo.

 


  • 1