martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

La Hispalense abre la puerta a cambiar la norma ‘para copiar’

La Universidad emplaza a los exámenes de febrero para ver su resultado

el 20 ene 2010 / 20:49 h.

TAGS:

En los parciales de febrero, se podrá aplicar la nueva normativa.

Los parciales de febrero están a la vuelta de la esquina, por lo que la Universidad de Sevilla tendrá la oportunidad de aplicar la nueva normativa que establece el derecho de los alumnos que copien a terminar el examen. También, y en el caso de que se "compruebe" que no es la más apropiada, la oportunidad de "replantearla". Así lo aseguraron ayer fuentes de la Hispalense, que señalaron que, como cualquier otra norma, ésta también "se puede modificar".


En el mismo sentido apuntaba Rafael Roldán, representante del Consejo de Alumnos de la Universidad de Sevilla (Cadus), afirmando que "si vemos que la normativa es eficaz, se mantendrá". Si, por el contrario, dijo, "provoca un caos, se planteará su modificación".

Desde el Cadus se mostraron "conformes" con el reglamento y aclararon que no es cierto que -como se ha difundido- sea el profesor el que tenga que demostrar que el alumno ha copiado, sino que ambos "tendrán que reunir pruebas o testigos" en caso de que sea necesario esclarecer los hechos.


La polémica generada por la Normativa Reguladora de la Evaluación y Calificación de las Asignaturas que se aprobó en septiembre "por unanimidad" ha sorprendido a la institución, que insiste en que su objetivo es "dar más garantías al estudiante". Porque antes de su entrada en vigor, explican, "existía un vacío legal" y cuando un profesor expulsaba a un alumno por copiar lo hacía bajo un criterio personal, siendo un reglamento del año 1954 el único soporte jurídico que sustentaba esa decisión.


Las fuentes consultadas insisten también en que ahora, como antes, "si un alumno es sorprendido con una chuleta será suspendido", con la única diferencia de que podrá terminar el examen. Con esto se garantizaría que en otros casos menos claros y que pudieran responder a posibles abusos por parte del profesorado, el alumno no tendría que repetir el examen si posteriormente la Comisión de Docencia encargada decidiera darle la razón. Esta medida responde también a motivos de seguridad ya que se han dado casos en los que alumnos a los que se ha tratado de expulsar del examen han tenido "una respuesta violenta".


Iiniciativa pionera. La iniciativa de la Universidad de Sevilla ha desatado todo tipo de opiniones entre las universidades españolas. Ayer, desde la Complutense de Madrid -que no tiene un norma específica para este tipo de casos- aseguraron entender en ella un "intento" por parte de la Hispalense de "garantizar los derechos de los alumnos" y no dejar a "decisiones arbitrarias" determinadas cuestiones. Por su parte, el vicerrector de alumnos de la Universidad de Cádiz, David Almorza, opinó que se le ha dado "demasiado importancia" y explicó que en su institución se suspende "por sistema" al alumno que copia, aunque se le permite acabar la prueba.

  • 1