jueves, 14 febrero 2019
11:11
, última actualización
Local

La Junta descarta que haya otro Boliden en Las Cruces

Defiende que la mina se ha sometido a «controles exhaustivos»

el 27 jun 2010 / 17:23 h.

TAGS:

La mina Cobre las Cruces, la mayor a cielo abierto de Europa, está libre de una catástrofe como la que ocurrió con Boliden hace casi 12 años. El delegado provincial de Medio Ambiente, Javier Fernández, ha defendido que la planta, ubicada en suelos de Gerena, Guillena y Salteras, se ha sometido a "exhaustivos controles medioambientales" que ha superado "en todos los parámetros", por lo que descartó toda posibilidad de "un nuevo Boliden", en alusión a la catástrofe medioambiental desencadenada en 1998 a cuenta de la ruptura de la balsa de lodos tóxicos de la antigua mina de Aznalcóllar.

El delegado provincial de Medio Ambiente ha explicado a Europa Press la vigilancia de las autoridades sobre el complejo minero de Cobre las Cruces, filial de la multinacional canadiense Inmet Mining y objeto de una intensa campaña de advertencias y acusaciones por parte de los ecologistas. La última de ellas llegó al juzgado de instrucción número 19 de Sevilla, donde se ha fijado para los días 7 y 8 de septiembre las comparecencias de los principales directivos de la compañía a cuenta de la querella promovida en su contra por la Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico, a la que atribuye supuestos delitos medioambientales. La vía judicial se tomó después de que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) descubriese 20 perforaciones no autorizadas en el acuífero Niebla-Posadas, un desequilibrio en el sistema de drenaje e inyección y contaminación en dicho acuífero.Sin embargo, desde la Junta de Andalucía se remarca de que "han pasado años" desde el descubrimiento de estos incumplimientos.

Fernández, de hecho, defiende el "control exhaustivo" que actualmente afronta la mina en materia medioambiental y que pasa "desde el ruido de las detonaciones a la limpieza y el tratamiento de los minerales", porque a día de hoy "todo eso está sujeto a los máximos controles medioambientales". "Y Cobre las Cruces está cumpliendo todos los parámetros", remarca. "Los primeros interesados en que se cumplan son ellos, porque ante cualquier incidencia se paralizaría la explotación", asegura el responsable provincial de Medio Ambiente, quien recuerda que un técnico "residente" de dicho departamento supervisa in situ permanentemente el cumplimiento de las medidas de protección medioambiental, mientras que la Autorización Ambiental Unificada (AAU) "es actualizada periódicamente". tranquilidad.

Fernández lanza así un mensaje de "tranquilidad" a la ciudadanía porque "desde la Administración se están adoptando todas las cautelas" sobre este gran complejo minero, el más grande a cielo abierto de toda Europa. Por último, resalta las grandes distancias que separan esta explotación de la mina siniestrada en el año 1998 en Aznalcóllar, tanto en materia de tecnología, metodología y prácticas como en la vigilancia medioambiental, lo que le lleva a descartar que Cobre las Cruces pueda convertirse en "un nuevo Boliden".

  • 1