martes, 19 febrero 2019
00:48
, última actualización
Local

La Junta homologará a empleados de guarderías que no tienen título

3.000 trabajadores de Infantil y Dependencia tendrán que acreditar su experiencia y convalidarla por un título académico en un curso preparatorio que arranca en septiembre.

el 18 jul 2010 / 20:59 h.

TAGS:

Una maestra lleva a tres niños dentro de la clase, en una escuela infantil de Algámitas (Sevilla).

Las consejerías de Educación y Empleo, que trabajan conjuntamente para hacer confluir la Formación Profesional reglada y la ocupacional, han detectado que en el ámbito de la Educación Infantil y de la Dependencia todavía persiste un gran número de profesionales que ejerce su labor desde hace años pero carece de un título académico. Son dos de los sectores productivos estratégicos para la Junta de Andalucía, porque en ellos han depositado gran parte del peso de sus políticas sociales: extender el número de guarderías y ampliar la atención a personas mayores o con alguna minusvalía son objetivos prioritarios del Ejecutivo de José Antonio Griñán.

Para corregir ese déficit, la Junta dirigirá hacia la Educación Infantil y la Dependencia los primeros cursos de acreditación que servirán para convalidar la experiencia de estos profesionales por un título académico. Los cursos arrancan en septiembre, durarán entre dos y tres meses, y Educación espera recibir a más de 3.000 trabajadores en activo.
Esta estrategia busca alcanzar dos objetivos complementarios: por un lado, profesionalizar aún más estos dos sectores laborales y por otro abrir el sistema educativo a los trabajadores más veteranos sin títulos, acreditando su saber hacer y dándoles más facilidades para que promocionen dentro de su carrera laboral. Estos objetivos desencadenarían una consecuencia lógica: la mejora global de la productividad.

Los cursos de acreditación ofrecen dos posibilidades. Por ejemplo, a los maestros de guarderías que atienden a niños de 0 a 3 años se les va a homologar para que puedan seguir ejerciendo su trabajo, aunque carezcan del título oficial que es obligatorio para cualquiera que ahora mismo aspire a un puesto en una escuela infantil. La otra posibilidad es que, seguidamente, esos mismos profesionales asistan a unos cursos especiales que pondrán de manifiesto sus conocimientos y sus carencias, contrastarán lo que saben hacer y lo que deberían saber hacer y terminarán por darle el título académico que nunca tuvieron. "Esperamos que el 100% de los que obtengan la homologación sigan en el proceso de formación para alcanzar un título", explicó a este periódico el director general de FP de Educación, Emilio Iguaz.

Los cursos de acreditación tendrán varias fases. Primero se han seleccionado a pedagogos, orientadores de institutos de Secundaria que han sido los encargados de preparar a profesionales del ámbito de la Educación Infantil y la Dependencia -que no tienen por qué tener nociones de docencia o pedagogía- para que aprendan a impartir los cursos de acreditación a los empleados sin titulación. Esa primera fase ya ha concluido. El relevo lo tomarán en septiembre los expertos en Infantil y Dependencia, que se dirigirán directamente a los maestros de guarderías y cuidadores para certificar cuáles son sus conocimientos y sus carencias, y qué módulos, asignaturas o títulos académicos se corresponden con su nivel profesional.

La segunda oleada de acreditaciones, que empezará a final de año, se dirigirá al ámbito sanitario, de enfermería y farmacia.

  • 1