miércoles, 19 diciembre 2018
05:41
, última actualización
Cofradías

La Macarena no pasará bajo las setas, sino que rodeará la plaza

La cofradía de San Gil retorna al más clásico de sus recorridos de vuelta al recuperar su tránsito por el lado oeste de la Encarnación

el 05 mar 2012 / 20:48 h.

El paso de la Esperanza en su estación penitencial de la Madrugá.

La hermandad de la Macarena retornará este año al más clásico de sus recorridos de vuelta al recuperar su tránsito por el lado oeste de la plaza de la Encarnación, un itinerario al que la cofradía debió renunciar hace ya varios años al iniciarse las obras del célebre proyecto del Metropol Parasol. De este modo, una vez que el cortejo transite ante la iglesia de la Anunciación, los más de 2.000 nazarenos de la cofradía del Arco embocarán el "lado izquierdo" de la plaza, "pasando por delante de donde tenía su puesto de flores Ramito", y rodearán por detrás el complejo arquitectónico de las setas para enlazar de nuevo con su itinerario tradicional a partir de la calle Alcázares.


Durante los años en que se han prolongado las obras del Metropol Parasol, la cofradía ha ido utilizando dos itinerarios diferentes para sortear este escollo. El más habitual consistía en acceder a la calle Alcázares a través del lado derecho de la plaza, la del antiguo Cortefiel, itinerario previsto, por ejemplo, en 2011. Aunque también ha habido años en los que el cortejo macareno ha continuado de frente por la calle Imagen hasta la altura del monumento a Sor Ángela de la Cruz, recorriendo desde su inicio el tramo más estrecho de la calle dedicada a la fundadora de la Compañía de la Cruz.


Se da la circunstancia anecdótica de que, con este ligero cambio de itinerario, los pasos de la Macarena no transitarán bajo la pasarela de las setas, sino que rodearán el perímetro de este hito urbanístico inaugurado en marzo del pasado año, a pocos días del Domingo de Ramos. Fuentes de la junta de gobierno explicaron a El Correo que en esta decisión nada ha tenido que ver una supuesta espantada de las setas. "A nosotros no nos asusta pasar por debajo de las setas porque entre otras cosas hemos pasado por el Alamillo. La intención nuestra siempre ha sido la de volver a ese histórico recorrido", refieren las mismas fuentes.


De otro lado, el paso de la Esperanza Macarena estrenará este año una nueva parihuela de seis trabajaderas, donación del hermano de la cofradía y carpintero de La Rambla (Córdoba) Juan García Casas, quien regenta el taller de Artesanía y Carpintería Religiosa. El trabajo de carpintería para el paso de la Macarena se completará también con un nuevo bastidor para el techo de palio (estructura sobre la que se tensa el techo de palio), cuyos bordados están siendo restaurados desde hace meses en el taller de Charo Bernardino.

  • 1