jueves, 15 noviembre 2018
06:46
, última actualización
Local

La plantilla de ayuda a domicilio presiona al Consistorio para exigir sus salarios

Desde septiembre tienen problemas con la empresa concesionaria para cobrar sueldos de 700 euros y aún les deben la nómina de enero.

el 06 feb 2012 / 20:44 h.

TAGS:

Las trabajadoras del servicio municipal de ayuda a domicilio se concentraron ayer ante el Ayuntamiento para reclamar el pago de la nómina de enero que les adeuda la empresa concesionaria del servicio. Desde septiembre vienen sufriendo retrasos en el pago de los sueldos, por lo que ya en diciembre y enero hicieron las primeras protestas ante la sede de la empresa y acudieron al último pleno al que IU llevó una moción instando al Ayuntamiento a presionar a la empresa Claros para que pague a la plantilla. El PP rechazó la moción alegando que el Consistorio estaba al día con Claros (los pagos se hacen con dos meses de retraso y ya le han ingresado noviembre). Sin embargo, las 1.700 empleadas no han cobrado aún la nómina de enero y la empresa no les da fecha y les avisa de que les pagará el sueldo fraccionado, como ya hizo en diciembre, según la presidenta del comité de empresa, María Jesús de los Santos.

 

El sector de las trabajadoras de ayuda a domicilio, que atienden a las personas dependientes, es uno de los más afectados por los impagos de las administraciones. En Andalucía, este servicio es íntegramente sufragado por la Junta, que adelanta el dinero a los ayuntamientos que prestan esta asistencia a través de los servicios municipales comunitarios o con empresas concertadas. No es un dinero finalista sino que va a parar a la caja única de las corporaciones municipales. Ante los impagos detectados, porque los alcaldes destinaban ese dinero a otros pagos, la Consejería de Igualdad cambió la financiación y en vez de adelantar el dinero cada seis meses a los ayuntamientos comenzó a pagarles cada dos y previa justificación de los pagos anteriores. Igualdad reconoció que no han sido muy estrictos hasta ahora por el cambio en los gobiernos municipales tras las elecciones locales pero anunció mano dura desde ya.

En el caso de las trabajadoras de Sevilla, María Jesús de la Rosa denuncia que la situación es dramática, ya que sus sueldos rondan los 700 euros "y no da para ahorrar" y en muchos casos es el único ingreso de la familia. "Ayer no pudo venir una compañera porque la estaban embargando la casa", detalló. Creen que el Ayuntamiento es responsable de "vigilar" que las empresas a las que les dan las concesiones sean "solventes" (Claros tiene el contrato desde 2008). Por ello, se manifestarán todas las tardes en la Plaza Nueva e irán también al Congreso del PP el día 18. Si no se resuelve, convocarán paros de dos horas los días 22, 23 y 24 "y entonces los dependientes se quedarán sin atender".

El PSOE pide a Zoido que medie
El grupo socialista criticó que el equipo de gobierno demuestra "sensibilidad cero" ante el conflicto de estas trabajadoras y pidió un cambio de actitud para mediar ante la empresa. Criticó que en el último pleno, la delegada de Asuntos Sociales, Dolores de Pablo, asegurase que estaba resuelto y "no solo no parece que se diera la orden de pago sino que tampoco se ha accedido a recibir a los representantes de la empresa que vienen pidiendo una reunión desde el pasado 24 de enero".

IU acusa al PP de "tomarles el pelo" a las trabajadoras

La portavoz adjunta de IU, Josefa Medrano, denunció también el "notable desinterés" y la "total insensibilidad" del gobierno popular, al que pidió que "no miré más para otro lado" ya que el Ayuntamiento "está obligado a velar para que la adjudicataria cumpla el contrato". Medrano criticó que la afirmación de De Pablo en el pleno "se ha demostrado que era un gran farol para tratar de salir del paso y una huida hacia adelante" y exigió que "deje de tomar el pelo a estas empleadas pues el asunto es muy grave como para estar jugando a eludir responsabilidades".

  • 1