La polémica del machismo tapa el debate sobre Europa

En los mítines el protagonista fue el cabeza de lista del PP, Miguel Arias Cañete, al que le llovieron críticas por su frase sobre las mujeres

el 17 may 2014 / 23:00 h.

SUSANA DIAZ PARTICIPA MITIN ELECCIONES EUROPEASEl debate sobre Europa ha quedado relegado a un segundo plano tras el comentario del cabeza de lista del PP a las europeas, Miguel Arias Cañete, en el que decía que un debate político entre un hombre y una mujer es «muy complicado» porque si el hombre demuestra «superioridad intelectual o la que sea» da una impresión «machista» ante una «mujer indefensa». Si su intención era que en esta campaña electoral no se hable de lo que se juega Andalucía y España el 25 de mayo, lo ha conseguido. La resaca sigue y con reacciones de condena cada vez más contundentes. En prácticamente todos los mítines Arias Cañete ha sido protagonista y para mal. Si la presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general de los socialista andaluces, Susana Díaz, el viernes se limitó a criticar al popular en Twitter, ayer en Lebrija fue más contundente y censuró el «machismo imperante» de Arias Cañete y de la derecha. «A mí me dolió muchísimo su comentario porque es impensable que mi generación tenga que luchar como la generación de nuestras madres y abuelas por la igualdad», aseveró. Según la presidenta andaluza, «los hombres y las mujeres somos iguales pero la derecha y la izquierda somos diferentes, ni siquiera nos parecemos». «Si en algo me diferencio del señor Cañete, que tiene un mal perder, no es en que yo sea mujer y él hombre, sino en que los socialistas estamos más comprometidos con quienes más lo necesitan y en que no mentimos para ganar las elecciones porque somos gente honesta que vamos con la verdad por delante», apostilló. En su alocución también hizo referencia a la «indolencia» del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y no paró de hacer comparaciones entre la gestión del Gobierno andaluz que preside y la manera de gobernar de Rajoy. «Tenemos un presidente indolente que nada sabe y que desaparece ante los problemas del país», denunció la dirigente socialista, que le criticó que «no cumpla» con Andalucía en prioridades como el empleo o en el «castigo» a la comunidad en el reparto de las ayudas de la Política Agraria Común. A estos «agravios» unió los recortes en sanidad, educación o dependencia, de las que dijo que la pretensión del Gobierno es «dejarlas caer», algo a lo que no está dispuesta que suceda en Andalucía, enfatizó. Sobre la Unión Europea, dijo que la gobernada por los conservadores «no es la queremos porque falla a las familias y a miles de jóvenes que se ven obligados a emigrar, mientras rescata, junto el Gobierno, a los bancos y apoya a las grandes corporaciones». El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, fue más allá que su compañera de filas sobre Arias Cañete y le exigió que pida perdón, «no puede seguir siendo» el candidato del PP en las elecciones europeas «después de haber insultado y despreciado» a todas las mujeres españolas y europeas. Además, el PSOE de Jaén hizo ayer un llamamiento a las mujeres para acudir a votar el próximo 25 de mayo «contra la Europa machista y rancia del exministro Miguel Arias Cañete» y a favor de un modelo que «fomente y proteja la igualdad, la libertad y los derechos de las mujeres». La secretaria provincial de Igualdad del PSOE de Jaén, Natividad Redondo, alertó de la «actitud machista» que les sale a los dirigentes del PP «en cuanto se descuidan y bajan la guardia, como le ocurrió este pasado viernes a Cañete después de haber sido arrollado en el debate por Elena Valenciano». «Cañete demostró ser un mal político, que derrocha machismo paternalista y del que por supuesto no se puede esperar que vaya a trabajar en Europa a favor de los derechos de las mujeres», advirtió Redondo. La responsable socialista señaló que esas «bravuconadas» de Cañete fueron dichas «desde la misoginia» y «sólo demuestran su ignorancia y su falta de sensibilidad», al tiempo que insistió en que «las mujeres, y especialmente las jóvenes, tenemos que votar al PSOE para dejarle claro a la derecha qué es lo que queremos. Tenemos que apostar por una política europea que ponga en la agenda como prioridad los derechos y las libertades de las mujeres, y eso sólo se consigue desde la izquierda». Redondo insistió en que «esta derecha no va a trabajar por las mujeres, ni va a legislar por sus derechos». «Todo lo contrario, en España, el PP tiene guardada en el cajón una reforma de la ley del aborto a la espera de que pase el próximo 25 de mayo», advirtió, quien aseguró que «en función de cómo quede el panorama político después de las elecciones europeas, el PP podría sacar esa reforma del cajón», por lo que «tenemos que frenar a la derecha en las urnas el próximo 25 de mayo», insistió. También fue muy crítico el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas (IU), quien calificó las declaraciones del popular sobre los debates con una mujer como un «resbalón de corte berlusconiano» que «le obliga a pedir inmediatamente perdón». En declaraciones a los periodistas en Córdoba, Valderas consideró que el «patinazo» de Arias Cañete demuestra que «es el rostro que menos puede representar las políticas de igualdad entre el hombre y la mujer» ya que no se puede ser tan prepotente ni tener una actitud tan machista por el hecho de no haberse sentido bien o satisfecho en el debate», que mantuvo en Televisión Española con la candidata del PSOE, Elena Valenciano Según Valderas, el debate televisado con Valenciano, fue de «guante blanco» y remarcó que el PP y el PSOE son «las dos caras de la moneda bipartidista». La situación en la que queda Arias Cañete es, según Valderas, la de un hombre con rostro de candidato «latifundista y terrateniente al que se suma ahora un rostro machista e incapaz de defender los intereses de la política de igualdad». Por su parte, la candidata del PA, Pilar Távora, utilizó su cuenta de Twitter, para afear la conducta de Arias Cañete al que le dijo «mi inteligencia no depende de mi sexo». El que tuvo que hacer piruetas para no meterse en charcos y no criticar a su candidato fue el presidente de los populares andaluces, Juan Manuel Moreno Bonilla. Eludió hablar del comentario de Cañete, pero utilizó las críticas de la presidenta de la Junta de Andalucía hacia el exministro para decirle que «si quiere ver machismo sólo tiene que darse cuenta del abrumador paro femenino» que existe en Andalucía, comunidad que soporta una tasa de desempleo femenino 26 puntos superior a la media europea. Moreno, en un mitin en Linares (Jaén) censuró que al PSOE «se le llene la boca diciendo que son los únicos defensores de la igualdad y que gracias a ellos las mujeres les deben los logros que se han conseguido» en igualdad hasta el momento porque, a su juicio, «no hay cosa más alejada de la realidad». Como ejemplo, puso el paro femenino en la comunidad y recordó que «de cada cuatro paradas españolas, una es andaluza» por lo que advirtió a Díaz de que «si quiere ver machismo sólo tiene que venir a Linares y darse cuenta del paro abrumador femenino que se está viviendo» tanto en esta ciudad como en el resto de la comunidad. «Eso sí que son pérdidas de oportunidades», recalcó el líder de los populares andaluces, quien aseguró que «hablar de igualdad es hablar de darles las mismas oportunidades para incorporarse al mercado laboral» en lugar de «castigar» a las mujeres como se hace en la comunidad andaluza.

  • 1