viernes, 22 marzo 2019
22:01
, última actualización
Cultura

La primera dama del flamenco canta a Juan Ramón Jiménez

Primera dama del cante flamenco por experiencia, clase y sensibilidad, Carmen Linares asumirá esta noche ( Teatro Lope de Vega, 21.00 horas) un nuevo desafío al interpretar poemas de Juan Ramón Jiménez acompañada por la música, siempre hermosa y elaboradísima, de Juan Carlos Romero.

el 15 sep 2009 / 15:35 h.

Primera dama del cante flamenco por experiencia, clase y sensibilidad, Carmen Linares asumirá esta noche ( Teatro Lope de Vega, 21.00 horas) un nuevo desafío al interpretar poemas de Juan Ramón Jiménez acompañada por la música, siempre hermosa y elaboradísima, de Juan Carlos Romero.

Tal vez por lo vanguardista de algunas de sus estructuras, tal vez por alejarse a menudo del tipismo, se ha dicho que Juan Ramón es el menos flamenco de los clásicos andaluces, y Romero no es ajeno a esta circunstancia: "Me lo planteé al abordar este proyecto, pero hay algo que lo vincula al flamenco, y es una fuerte presencia de lo andaluz. Ahí me agarré para que la poesía culta no sonara a pastiche al hacer flamenco con ella. ¡Ojalá haya encontrado las melodías adecuadas!", dice.

A su lado, Carmen Linares, que también ha registrado el repertorio de Raíces y alas en disco -probablemente a la venta a finales de octubre-, asegura que "para mí es un honor poder hacer un trabajo como éste. Soy una admiradora de Juan Ramón, que es el pozo del que han bebido muchísimos grandes poetas, y sé que en un teatro tan cálido como el Lope voy a sentirme muy a gusto".

Según la cantaora, todo empezó en una simple charla de café, hablando de poesía y lanzándole el guante a Romero, "pero a este hombre no puedes decirle 'a ver si te atreves', porque siempre va a aceptar", explica. "Me identifico mucho con todo lo que Juan Carlos escribe, y cómo afronta los nuevos retos".

El título del espectáculo, Raíces y alas, remite según Romero a un aforismo del propio poeta -"alas que arraiguen y raíces que vuelen"-, y la elección de los textos ha respondido al más espontáneo de los impulsos, "porque la obra de Juan Ramón es tan extensa que da vértigo", dice. "Es una gran responsabilidad enfrentarse a estos poemas. Desde el primer momento nos hemos acercado a ellos con un respeto enorme, pero también con la idea de que fuese un trabajo musicalmente abierto, no se ciñe puramente al flamenco", asevera.

Así, Romero prefiere hablar de sonidos andaluces, incluso de "temas que no obedecen a ningún estilo", pero conociendo su raigambre jonda y estando ahí doña Carmen Linares, tampoco habrá quien pueda llevarse a engaño: sonará El adiós definitivo por soleá, Remembranzas por alegrías, Con tu voz por martinetes -con una letras bien fragüeras- y Auroras de Moguer por fandangos de Huelva.

Cabe destacar asimismo la altura de la banda acompañante, con Tino Di Geraldo a la percusión, Paco Cruzado como segunda guitarra, Pepa Gamboa a la dirección escénica y una orquesta con "instrumentos poco habituales" como violoncellos, contrabajo, oboe, fagot, fliscorno, flauta y tamboril, así como la colaboración especial del actor Miguel Palenzuela, "porque no sólo es difícil poner música a estos versos, sino leerlos bien. Queríamos que lo hiciera alguien que supiera, un profesional que conociera el valor de la palabra", explican ambos.

Con irreprimible satisfacción, Romero comenta que "trabajar con Carmen es una maravilla, por su maestría y por su sabiduría, pero también porque es una gran profesional, y eso escasea en estos tiempos", apostilla.

  • 1