viernes, 14 diciembre 2018
11:20
, última actualización
Local

La Torre Pelli espera tener licencia para abrir en el primer trimestre de 2015

"La construcción de la Torre está ya en su fase final", según fuentes cercanas al proyecto

el 05 dic 2014 / 14:09 h.

TAGS:

Imagen de la Torre Pelli, hoy viernes. / Morales Imagen de la Torre Pelli, hoy viernes. / Morales La Torre Pelli espera recibir las autorizaciones y licencias necesarias de los organismos competentes a lo largo del primer trimestre de 2015, según han indicado a Europa Press fuentes cercanas al proyecto, quienes han resaltado que "la construcción de la Torre está ya en su fase final". Las fuentes han recordado que la parcela de más de 41.000 metros cuadrados en la que se está construyendo la edificación contará con dos grandes polos. Por un lado, dos podios en torno al Centro Cultural CaixaForum y por otro, la torre icónica de 180 metros de altura, distribuidos en 39 plantas, que se verán complementados con una zona central que dará servicios a ambas áreas. Con respecto a los espacios exteriores, el edificio tendrá 12.000 metros cuadrados de zona abierta, ajardinada con especies vegetales "que contribuyan a la sostenibilidad del edificio, completando de este modo un edificio que se presenta como eficiente energéticamente y sostenible, tanto en funcionamiento como en construcción". EL EDIFICIO El edificio ha sido diseñado bajo criterios tanto de sostenibilidad como de eficiencia energética. El proyecto tiene una certificación de 'LEED Platino' y una clasificación energética de 'A', la máxima posible. La cobertura de la Torre Pelli está compuesta por una piel interior de módulos de vidrio sobre la que se coloca un entramado de parasoles horizontales y verticales de textura mate y tonalidad cálida, que reducen la carga térmica del edificio y mejoran la eficiencia energética. Estos parasoles, compuestos por lamas horizontales y verticales, producen un efecto de sombra que evita la insolación directa, lo que reduce la necesidad de climatización del edificio y mejora el bienestar de las personas que se encuentran en el interior del edificio. En la fase de diseño se realizaron estudios de soleamiento para determinar la dimensión óptima de los parasoles, y como consecuencia las lamas verticales toman mayor dimensión en el este y el oeste, mientras que los elementos horizontales aumentan en número en la orientación sur. Actualmente, se están montando las lamas de la planta 21. El material que se ha escogido para los parasoles de la fachada es el aluminio lacado porque ofrece al edificio el nivel de seguridad requerido por CaixaBank y le confiere el aspecto final en color, brillo y textura. Aún cuando se trata de un material dúctil y maleable, los ensayos de estabilidad frente a deformación, movimientos y viento han conseguido un resultado satisfactorio. En cuanto al vidrio, permite aprovechar al máximo la luz natural y la capacidad aislante del sistema para evitar la entrada del calor. En otras ocasiones las fuentes han indicado que la ejecución de las obras de la Torre Pelli "supone un importante impulso a la creación y mantenimiento de puestos de trabajo en Sevilla", toda vez que durante toda la construcción del edificio "está previsto que participen de forma directa una media de 700 trabajadores, entre personal de obra y personal perteneciente a la contratista y a la dirección facultativa". Asimismo, sus 180 metros de altura, distribuidos en 39 plantas, aspiran a convertirse en un centro neurálgico empresarial que, por sí mismo, suponga un atractivo para que tanto pymes como grandes empresas decidan instalar sus sedes en la ciudad. De esta forma, la Torre Pelli pretende contribuir a la reactivación económica y del empleo en la capital andaluza. Una vez finalizado, el rascacielos de La Cartuja albergará el CaixaForum que la entidad financiera va a abrir en la capital andaluza y que será la sede de la obra social La Caixa en esta comunidad. El CaixaForum pretende estimular la oferta cultural de Sevilla, así como aglutinar las iniciativas sociales que puedan revertir en beneficio de los ciudadanos. CaixaForum Sevilla se convertirá un espacio vivo, al servicio de las personas, en el que la cultura "se manifestará como una herramienta eficaz para la cohesión y la transformación social". En este espacio tendrán cabida, entre otras iniciativas, exposiciones de arte antiguo, moderno y contemporáneo, festivales de música y de poesía, arte multimedia, debates sobre las grandes cuestiones de actualidad, jornadas sociales y de carácter científico y medioambiental, talleres educativos y familiares y actividades dirigidas a grupos de personas mayores. La obra social La Caixa promoverá en CaixaForum Sevilla el conocimiento y el crecimiento de personas de todas las edades y niveles de formación, todo ello en un edificio de vanguardia.  

  • 1